Compartir
Publicidad

Ni Miley Cyrus mitiga la decepción provocada por la quinta temporada de 'Black Mirror'

Ni Miley Cyrus mitiga la decepción provocada por la quinta temporada de 'Black Mirror'
0 Comentarios
Publicidad
Publicidad

El malestar generalizado provocado por el final de 'Juego de Tronos' nos hizo virar la mirada de HBO a Netflix. Si descontamos 'Chernobyl', la revelación del 2019, en el site creado por Reed Hastings debíamos encontrar un antidepresivo con forma de 'Black Mirror' y los inminentes estrenos de 'La casa de papel', 'Paquita Salas' o 'Stranger Things'. Y aunque la gran oferta existente de plataformas de streaming hayan acentuado una especie de hiperactividad audiovisual, el orden establecido nos llevaba a un binge-watching de la serie creada por Charlie Brooker.

Pero como el que se resiste a aceptar que una relación ha sido contaminada por el desamor o los comportamientos tóxicos, seguimos sin asimilar que la 'Black Mirror' de Netflix ha perdido la frescura y los tics revolucionarios de la 'Black Mirror' que estrenó Channel 4. Sumergiéndose así en un progresivo declive salvado por momentos y capítulos muy puntuales. Y si 'Bandersnatch' te distrajo a base de los trucos provocados por su rollo interactivo, la quinta temporada carece de cualquier tipo de envoltura que no te haga concluir lo decepcionante que ha sido.

Black Mirror, ¿se nos gastó el amor de tanto usarlo?

Nos prometíamos felices e ignorábamos que 'Black Mirror' seguía teniendo golpes de genialidad pero ya no era aquella obra maestra fascinante que nos enamoró. Así que el lanzamiento de la quinta temporada con la presencia de Miley Cyrus incluida, nos hizo marcar en rojo la fecha del 5 de junio. Netflix subía sus tres capítulos y a lo largo del día de ayer fuimos reservando huecos para disfrutar de la ficción que emigró de Channel 4 a la plataforma de streaming.

'Striking Vipers', 'Smithereens' y 'Rachel, Jack and Ashley Too', los tres episodios que forman la quinta temporada de la distópica ficción, no superan en ninguno de los casos a los mejores capítulos de 'Black Mirror'. E incluso en algunos momentos resultan lo peor que hemos visto de la serie. La nueva entrega accede de lleno a lo más decepcionante que Charlie Brooker haya escrito para esta antología distópica y futurista que pretende ironizar y retratar el estilo de vida contemporáneo.

Si analizamos por partes, 'Striking Vipers' me ha parecido lo más destacable de la quinta temporada. Como si formara trilogía con 'San Junipero' y 'Hang the dj', el primero de los episodios parecía el típico emocional que suele integrar todas las entregas de la serie. Sin querer jugar a los spoilers, su relato habla de dos amigos heteros que, mediante un videojuego de realidad virtual, acaban involucrándose en una relación sexual con avatares de por medio. Pero lo que a mis ojos demasiado heternormativos me parecía una buena historia sobre la masculinidad tóxica con el porno como telón de fondo, una mirada más amplia te acaba llevando a la conclusión de que acude demasiado a los tópicos que solo un heterosexual podría crear.

Respecto a 'Añicos', o 'Smithereens' en su versión original, más allá de la magistral interpretación de Andrew Scott (el Moriarty de 'Sherlock) y de la trama principal sobre un secuestro y su posterior negociación policial, no hay nada. Sí, el protagonista trabaja para una empresa rollo Uber. Sí, hay una red social que intenta situarse como telón de fondo. Pero por mucho que Charlie Brooker intenta sumar estos elementos, la explicación final resulta risible. Y si quisiéramos comprar el intento de subtexto, en 'Black Mirror' ya existen ejemplos anteriores y muy superiores.

El tercer episodio de esta nueva entrega de 'Black Mirror' es el protagonizado por Miley Cyrus. La cantante de pop y ex-estrella de Disney parece interpretar una versión exagerada de sí misma. Aunque 'Rachel, Jack and Ashley Too' parece arrancar bien aunque con dosis de deja vu a producciones como 'Toy Story', 'Muñeco diabólico' o la propia serie de Netflix, todo va degenerando hasta el punto de parecer una película de las hermanas Olsen. Y la sensación constante de que todo lo que Brooker te está contando, ya lo hizo antes y mejor.

Black meme: Las redes también califican la nueva temporada

Si 'Black Mirror' apareció en 2011 para convertirse en una distopía futurista que esconde un retrato de nuestra sociedad, ¿qué mejor que realizar reviews y críticas con forma de memes? Como si el usuario de Twitter estuviera diciéndo "chúpate esa, Charlie Brooker", las redes no han necesitado ni 24 horas desde el lanzamiento de la quinta temporada para llenarse de publicaciones relacionadas con la serie. Desde reflexiones exactas, pausadas y alejadas del grito como la de Noel Ceballos al meme por el meme. Y con un común denominador que también aglutina a la crítica especializada: la nueva entrega ha sido decepcionante.

Temas
Publicidad
Publicidad
Inicio