Publicidad

5 razones por las que el regreso de 'Operación Triunfo' no sería una buena idea

5 razones por las que el regreso de 'Operación Triunfo' no sería una buena idea
1 comentario

Publicidad

Publicidad

Ricky Merino publica un año y medio después del final de OT 2017 su segundo single. Amaia ni siquiera ha publicado su álbum y Aitana lo lanzó la semana pasada. De los concursantes de OT 2018 poco se sabe más allá de Natalia, Alba Reche o Miki (y porque fue a Eurovisión). En mitad de todo este contexto y con unas cifras que dejaron mucho que desear en la última edición, RTVE anuncia que habrá nueva edición de Operación Triunfo. Pero ¿es realmente el momento?

OT 2017 representó un cambio de paradigma a la hora de hacer televisión al integrar de forma muy natural las plataformas digitales sin alterar su formato original. La vida en directo que 15 años atrás se veía a través de canales de pago, en 2017, estaba a un click a través de YouTube. La naturalidad de unos chicos que no eran conscientes de las cámaras porque creían que el concurso sería cancelado más pronto que tarde y una audiencia que tenía sed del talent show musical fueron los responsables de que se hiciese magia. Pero esa magia no va a volver hasta que no haya un relevo generacional y cuanto antes lo asuma Gestmusic y RTVE mejor para todos.

No recordamos más que cuatro nombres de los concursantes de OT 2018 El inexistente descanso entre la edición de Amaia y la de Famous propició que el desinterés por la edición de 2018 fuese creciendo conforme pasaban los programas. La gente no estaba tan enganchada a los directos porque las personas que había en ellos no eran Amaia, Alfred, Ana Guerra y compañía.

Universal ha cancelado los contratos con Marina, Juan Antonio y Thalía Por mucho que la industria de la música sea muy grande, no hay espacio para 16 nuevos artistas cada 12 meses. Teniendo en cuenta que hoy por hoy la música es consumo y que perdemos el interés de una canción a las dos semanas, pensar en producir artistas en base al sistema fordista no tiene ningún sentido.

Ottt

OT 2018 fue un fracaso en YouTube Si entramos en el canal del programa y filtramos los vídeos por los más vistos nos encontramos con que 9 de los 10 más populares pertenecen a la edición que ganó Amaia. Por no hablar de que el compromiso por ver los pases de micros, las clases de Guille Milkyway o los Javis desapareció con la primera edición. Y no era culpa de los concursantes ni mucho menos, sino del formato. La gente no quería una nueva edición sino que OT 2017 no se terminase jamás.

La final de Famous fue la menos vista de su historia Por las mismas razones por las que las visitas del canal de YouTube fueron sustancialmente más bajas que las de la anterior edición. Como dijo Noemí Galera en aquella comentada bronca a los chavales "no enamoráis a la audiencia". Pero no enamoraban a la audiencia por la misma razón que cualquier persona no se enamora de otra justo después de una ruptura.

El formato a través de YouTube ya no sorprende a la audiencia Los espectadores estamos rasabidos del programa y de su forma de hacer las cosas. OT 2017 nos enganchó porque nos ofrecía novedad, algo que no habíamos visto nunca. No es una cuestión de estrategia de contenido, sino de paciencia. La fortaleza de los directos de YouTube reside en la capacidad para sentirte parte del concurso y para que esa conexión concursante-audiencia vuelva a producirse necesitamos poder disfrutar de las carreras de los concursantes de 2017 y dejar en barbecho el concurso. Así, cinco o seis años después, cuando los niños que crecieron con OT 2017 tengan 18 años, Operación Triunfo podrá volver con la cabeza erguida y con un elenco joven que vuelva a representar un sentir generacional.

Temas

Publicidad

Publicidad

Inicio
Compartir