Compartir
Publicidad

Las princesas Disney tienen papada y duermen con la boca abierta, vamos como tú y como yo

Las princesas Disney tienen papada y duermen con la boca abierta, vamos como tú y como yo
1 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Pocos iconos de la cultura pop nos motivan tanto como las princesas Disney. La factoría de animación limitó tanto su crecimiento que gracias a internet hoy podemos llevarlas a todos aquellos lugares donde un guion supeditado a un príncipe no lo permitió.

Por favor, un filtro naturalidad para Pocahontas y Jasmine

Andhika Muksin es la mente creativa que está detrás de los montajes de las princesas Disney que más veces te aparecen en el explorar en Instagram si has buscado alguna vez 'Aladdin'. Muksin lo mismo le coloca una pistola a Blancanieves en la mano para introducirla en el contexto 'This is America' que comparte las escenas más reales que no vimos en las pelis de Disney.

Por ejemplo, ¿recuerdas aquella portada de 'La Sirenita' donde Ariel posaba sobre una roca mientras el agua le salpicaba toda la cara? ¿recuerdas que en ese preciso instante su cara era todo felicidad y calma en lugar de agobio porque una ola le estaba estallando frente a sus narices?

Bien, pues lo que hace Muksin es mostrarnos esa realidad que Disney nos quiso ocultar en pro de mostrar la perfección de las princesas. Seamos honestos, aquella cara de Ariel siendo feliz no tenía ningún tipo de sentido. El gesto de la Sirenita debería parecerse más a este frame que a la portada de la mencionada película:

Cuando ves esta imagen te sientes identificada, ves en Ariel, a una persona normal que sufre cuando le estalla una ola entre saltito y saltito en pleno mar cantábrico. Así y siguiendo esta estela de naturalidad, vemos a Jasmine siendo víctima de la gravedad cuando viaja en alfombra mágica. Porque por mucho que quieran vendernos la escena de 'Un mundo ideal' como algo idílico la realidad es que es una fiesta de turbulencias y aire en toda la cara. Algo que, de nuevo, nuestro amigo Andhika Muksin ha reflejado en la cara de Jasmine.

Eso sí, en este caso nos vemos obligados a preguntarnos ¿por qué la piel de Aladdin se muestra intacta ante las fuerzas de rozamiento que el viento ejerce sobre su cara si la de Jasmine sufre las leyes de la física? Si alguien tiene una respuesta original, por favor, rellenar la caja de comentarios.

Cenicienta o La Bella Durmiente son dos ejemplos más de este ejercicio que pasa por introducir a las princesas en la vida real. Ese contexto cotidiano donde lo mismo una amiga te hace una foto durmiendo en mitad de un festival que te llama tu madre por Face Time cuando aún estás durmiendo. En ambas situaciones no tenemos la mejor cara y no hay razón para disimularla o maquillarla.

Los más de 138.000 seguidores que tiene Andhika Muksin en Instagram no hacen más que confirmar que al igual que nosotros, la comunidad instagramil también abraza esta iniciativa de insertar a las princesas en contextos actuales y dándoles un cariz más realista alejado del filtro belleza del móvil. De hecho, hace unos meses desde WATmag también nos preguntamos cómo serían las princesas en el contexto contemporáneo que estamos viviendo y nosotros las vimos así.

Temas
Publicidad
Publicidad
Inicio