Compartir
Publicidad

El momento empoderador de Jasmine en 'Aladdin' está creado casi a imagen y semejanza de 'Frozen'

El momento empoderador de Jasmine en 'Aladdin' está creado casi a imagen y semejanza de 'Frozen'
2 Comentarios
Publicidad
Publicidad

'Aladdin' está recibiendo más críticas que aplausos desde su estreno en cines. Polémicas a parte lo que sí ha sido un acierto es la apertura del personaje de Jasmine que ha ganado peso en la trama con un rol mucho más activo. Sin embargo, su despertar feminista no ha sido todo lo original que nos gustaría y huele al tema principal de 'Frozen' a kilómetros de distancia.

'Speechless': la canción y la escena que delatan la inspiración en 'Let it go'

'Speechless' es el título de la canción que canta Jasmine (Naomi Scott) en solitario en un momento de la película en el que ya no soporta seguir a la sombra de los hombres por el simple hecho de ser mujer. Jafar se corona como sultán y le arrebata el título que merece por sangre, pero que por género tiene prohibido. La canción canta al "basta ya de ver oír y callar" y reivindica la importancia de que la voz de la mujer tenga el mismo peso que la del hombre.

Jasmine fue una de las primeras princesas Disney que puso sobre la mesa el concepto de libertad allá por 1992 cuando se estrenó la película de animación. Si la princesa de Agrabah no quería un matrimonio de conveniencia en la peli original, en la versión de 2019, Jasmine, además de elegir a su propio marido, quiere ser sultana y lucha por ello hasta el final.

Es precisamente la escena musical en la que canta 'Speechless' la que nos recuerda tanto al 'Let it go' de 'Frozen'. Ambas cantan a la libertad de quitarse un peso de encima y de poder decidir por ellas mismas el camino a tomar. Pero las similitudes no se quedan en la perspectiva feminista de la escena o el contenido de la letra, van más allá y toman fuerza en aspectos formales como los plano secuencia o el lenguaje corporal de las actrices.

Jasmine
Froz

Respecto a la puesta en escena, vemos a ambos personajes siempre en un plano medio o general que resalta la importancia del lenguaje no verbal. Las zancadas al frente o los gestos con las manos remarcan la intención de conseguir esa libertad que merecen y que como mujeres se les ve limitada. Y en ambas escenas las escaleras desempeñan un papel importante a la hora de reflejar esa metáfora de "escalar" para conseguir lo que deseas.

Los vestidos de ambas (salvando las distancias en cuanto a estilos) guardan una similitud a nivel patronaje; los dos trajes tienen una doble falda que ellas sujetan en varias ocasiones a la hora de interpretar la canción y remarcar el énfasis emocional que necesita.

Por último, pero no por ello menos importante, la musicalidad de 'Seepchless' recuerda mucho a la estructura de 'Let it go'. A pesar de no pertenecer al mismo compositor, la canción respira los mismos tiempos: la introducción bastante baja y va poco a poco subiendo en intensidad para romper después del segundo estribillo, donde el espectador siente que esa libertad a la que canta la protagonista está a punto de ser alcanzada.

Temas
Publicidad
Publicidad
Inicio