Compartir
Publicidad

'La Resistencia' emite su primer programa sin chistes y el resultado es un gag en sí mismo

'La Resistencia' emite su primer programa sin chistes y el resultado es un gag en sí mismo
0 Comentarios
Publicidad
Publicidad

No sabemos si fruto de la casualidad, de las ganas de reinventarse o motivados por la sed de denuncia al hilo de la retirada del monólogo de Iggy Rubín. El caso es que La Resistencia ayer emitió su primer programa libre de chistes, pero que se ríe igualmente en la cara de todos aquellos que hablan de el humor y sus límites.

Miguel Ángel Muñoz, el único del programa que puede hacer chistes

El actor y cantante fue el catalizador que permitió al programa hacer de la entrevista un reducto humorístico sin tener que recurrir a la encadenación de chistes. Una anécdota en común con Broncano, Quequé y Gisela de OT1 (sí, has leído bien) fue suficiente para arrancar carcajadas en el público. Y es que, no siempre Broncano puede recurrir a contar que vivió una competición de piedra-papel-tijera con uno de sus invitados y un simio.

Si a este contexto surrealista le sumamos que, allá por 2003, Miguel Ángel era conocido como MAM tenemos el caldo de cultivo perfecto para hacer humor sin necesidad de improvisar coñas. El pasado musical del actor fue la escusa idónea para volver a emitir el videoclip 'Dirás que estoy loco' y generar el cachondeo a partir de la coreografía, la puesta en escena o, por supuesto, la letra de la canción.

Así, el inicio del programa transcurrió al ritmo que marcaba Muñoz en su entrevista y ante la atenta mirada del V.A.R o lo que es lo mismo el arbitraje de Pepe Colubi, Javier Coronas y Javier Cansado quienes desde el palco del teatro señalaban cualquier intento de chiste llevado a cabo por los miembros del programa.

El humor negro de Ponce y la creatividad de Iván Ferreiro cierran un programa redondo

Aunque incluir en la misma frase conceptos como "programa sin chistes" y Jorge Ponce es ya de por sí una premisa contradictoria, La Resistencia logró cumplir con lo prometido y, además, hacer reír. Tirando de una de sus secciones más oscuras a la par que maravillosas, Ponce puso sobre la mesa una nueva entrega de '¿Quien prefieres que muera?', dando a elegir entre la vida de Dj Fabo o el bioquímico Christian De Duve.

El aplausómetro del público tras la sección de Ponce dejó claro que Dj Fabo era el candidato idóneo para recibir la eutanasia y a la vez corroboró dos cosas más. Por un lado que el equipo del programa podría salvar perfectamente su contenido ante la hipotética implantación de un Ministerio de la censura y, por el otro, que Iván Ferreiro está a la altura de Zahara a la hora de hacer humor a través de la buena música.

Temas
Publicidad
Publicidad
Inicio