Compartir
Publicidad

Un tío blanco hetero, el youtuber que va en dirección contraria

Un tío blanco hetero, el youtuber que va en dirección contraria
5 Comentarios
Publicidad
Publicidad

En pantalla aparece un Deadpool pero cuyo disfraz cambia el característico rojo por un condón gigante con capucha y gafas de sol. El tipo se presenta bajo el nombre de Un tío blanco hetero y de fondo suena 'The real slim shady' de Eminem. Su discurso, como poco, es polémico y quiere convertirse en el reverso del empoderamiento femenino al que el youtuber tacha de "moda". Esta presentación tuvo lugar hace menos de un año, un 5 de febrero de 2018. Desde entonces, este canal ha alcanzado ya 200 mil seguidores, cuenta con el apoyo de mecenas a través de Patreon y ya se ganado el derecho a tener su propia '5 preguntas sin censura' con Tiparraco'.

Discurso antifeminista, apoyo de los mecenas en Patreon y doscientos mil suscriptores en menos de un año

Va a ser difícil entrar a analizar un canal como el de Un tío blanco hetero sin entrar en debates, puntos de vista y evitar que a veces se te vayan las manos a la cabeza. Yo también soy "un tío blanco hetero" pero sus opiniones (ficticias, exageradas, irónicas o reales) no me representan. Afortunadamente para mí, los micromachismos con los que me voy topando diariamente me siguen ruborizando y conduciendo a una redefinición de mi propia educación. Pero volvamos al "tío blanco hetero" titular. Al de la nomenclatura.

Desde que lanzó su canal en febrero de 2018, Un tío blanco hetero ha etiquetado a Marta Nebot como "subnormal profunda" o a Leticia Dolera de "feminismo pop" y "producto de diseño que regurgita las mismas ideas carcas y reaccionarias del feminismo hegemónico, bobo, conservador y condescendiente". Su discurso defiende que al hombre se le ha "demonizado" y se le etiqueta per se como machista. Sin embargo, a la vez reconoce que le "jode adoptar una postura victimista".

El éxito moderado (pero progresivo) de su canal puede deberse a dos corrientes distintas. Por un lado, están los que ven sus vídeos como un punto irónico o para joderse el día escuchando sus opiniones. Es el caso de otras youtubers como Patricia Castro. Al otro extremo se encuentran los que piensan como él y hasta le apoyan a través de Patreon, donde ingresa hasta 2000 euros mensuales.

En los comentarios que plagan sus vídeos o a través de Twitter, a este youtuber se le ha etiquetado de fascista, de derechas o seguidor acérrimo de Ciudadanos. Sin embargo, y saliéndose del tono y estilo de sus publicaciones, UTBH se marcó un "Pantomima Full" en el que ironizaba sobre los gustos de Albert Rivera. Paralelo a estos clips que juegan a despistar, también defendió a Rosalía cuando se le acusó de "apropiación cultural".

"El feminismo está creando cierta división"

Polemista al que no le ha asustado nunca pisar todos los charcos, Un tío blanco hetero ha sido el primer invitado del año en la sección de entrevistas de Tiparraco. 'Cinco preguntas sin censura' para uno de los youtubers que más rápido han crecido en seguidores durante 2018.

UTBH se ha mostrado tal y cómo lo hace en sus propios vídeos. Su discurso incendiario y polémico no se ha visto disminuido por encontrarse fuera de su zona de confort. Eso sí, siempre bajo el disfraz con el que oculta su identidad, uno de los temas protagonistas en la entrevista con Tiparraco.

"Yo quiero ser el artífice. La persona que dé a conocer mi identidad. No que se filtre en Twitter. Pensarlo bien y diseñar el momento".

Con el descubrimiento de su verdadera identidad cada vez más cerca (él lo asume y asegura que no le asusta), Un tío blanco hetero reconoce que ya se encuentra pensando en cómo será ese momento. Pero si bien lo tiene pensado, admite que "no hay un plan" preconcebido. Solamente quiere ser él mismo quien tenga el "control para desenmascararse".

El feminismo ha sido el otro tema que ha conducido su conversación con Tiparraco: "Lo que hacen las políticas identitarias es dividirnos. Apiñarnos en nuestro grupo". El youtuber mantiene el mismo leit motiv que el de sus publicaciones, el de ir en contra del feminismo que, según él, está provocando que los hombres tengan que "rechazar" sus privilegios y "postrarse" ante lo que dictan las feministas. Una corriente que piensa que está cerca de acabarse y que dentro de unos años se verá con "vergüenza".

Temas
Publicidad
Publicidad
Inicio