Compartir
Publicidad

La Reina del Brillo expande su universo y Ramón lanza su propio spin-off en forma de canal YouTube

La Reina del Brillo expande su universo y Ramón lanza su propio spin-off en forma de canal YouTube
0 Comentarios
Publicidad
Publicidad

La Reina del Brillo es el mayor reality que hemos visto nacer en internet hasta la fecha. Es algo así como el Gran Hermano de la cuarta revolución industrial. En pleno internet de las cosas, donde cada día delegamos más nuestro esfuerzo físico y pasamos más tiempo en redes, el universo de Laura se ha convertido en un entretenimiento para más de 200.000 personas. Ahora, su ex-novio Ramón quiere explotar su nueva fama y comenzar su carrera por los platós en YouTube.

Los sucesores que Ares "Pim Pam Toma Lacasitos" y Ramón de Pitis necesitaban

No es ningún secreto que YouTube premia el sensacionalismo y el contenido basado en bulos. El reportaje que publicó Bloomberg hace tan solo un mes lo ponía sobre la mesa y los vídeos presentes en la sección de Tendencias lo confirman cada día. Los vídeos de La Reina del Brillo están en Tendencias, incluso cuando están por debajo de las 50.000 views. Aún así, YouTube decide confiar en su potencial y apostar por su contenido #100%real, #nofake.

Algo similar está sucediendo con Ramón. A raíz de un vídeo que AuronPlay dedicó a la pareja y tras la posterior ruptura con Laura, el influencer consorte no quiere quedarse atrás y busca sacarle partido de forma individual a esta gallina de los huevos de oro. Por eso, ha decido aliarse con su amigo Perro Viejo, abrirse un nuevo canal de YouTube y el correspondiente perfil de Instagram.

El contenido del canal aunque todavía es muy escaso ya sienta las bases del nicho de contenido que quieren cubrir: los vídeos retransmitirán sus aventuras por Vallecas mientras están colocados. Y no, no es ninguna exageración, sino algo que ellos mismo reconocen y que no se esfuerzan en ocultar. Al fin y al cabo es este morbo de verlos todo el día bajo los efectos del alcohol o las drogas lo que despierta la fascinación de la gente.

La Reina del Brillo y Ramón han cogido dos ingredientes que llevan reportando beneficios a Mediaset desde hace décadas: el sensacionalismo y la políticamente incorrecto. Y, a diferencia de lo que sucede con los canales de televisión, ellos no tienen que rendir cuentas a ninguna junta directiva o a una serie de valores sociales. Lo único ante lo que tienen que responder son las community guidelines de YouTube y aunque se saltan alguna que otra, mientras la plataforma mire para otro lado y premie sus vídeos, todo irán bien. Toda ira bien para ellos por supuesto. Para el resto, esperemos que la audiencia menor de edad a la que llegan tenga la cabeza bien amueblada.

Temas
Publicidad
Publicidad
Inicio