Compartir
Publicidad

Dalas ha hecho la propuesta más absurda de la historia en seguridad y privacidad en Twitter

Dalas ha hecho la propuesta más absurda de la historia en seguridad y privacidad en Twitter
18 Comentarios
Publicidad
Publicidad

La última genialidad del youtuber polémica por excelencia consiste en "hackear" las cuentas de sus seguidores para después mofarse en un vídeo. Hasta aquí todo normal, muy en la línea de Dalas. El problema en sí mismo tiene que ver con el target al que se dirige. La mayoría de los seguidores de Dalas son adolescentes de 13 a 16 años que le ven como el mesías del humor y no como una persona que está jugando con su privacidad.

"Me he creado un correo (seguro) para que me enviéis vuestro usuario y contraseña"

A través de un tuit, Dalas pide las credenciales de todos aquellos seguidores que quieran participar en su broma pesada. Una broma que consiste en entrar en los perfiles de varios seguidores y básicamente hacer lo que le dé la gana para, después, grabarlo y subirlo a Youtube.

No tiene sentido preguntarse "en qué cabeza cabe idear semejante garrulada" más que nada porque hablamos de un youtuber que ha expuesto la "relación" de su hermana de 10 años. Cuando el nivel del contenido lo marcan vídeos como 'Reacciono en persona al novio de mi hermana', a nadie le puede sorprender una iniciativa así.

Sin embargo, la parte más llamativa de toda esta historia pasa por pedir públicamente usuario y contraseña a sus seguidores (la mayoría menores de edad). Básicamente, porque alguien puede darle un toque de atención. Si Instagram censura pezones, no sé, llamadme loca, lo mismo Twitter puede meter mano aquí.

El zas en toda la boca de la Policía

Ante una situación donde el derecho a la intimidad de las personas está siendo utilizado sin ningún tipo de consideración, la Policía "ha intervenido" vía Twitter. Matizo la parte de "ha intervenido" porque lo que ha hecho ha sido darle un toque de atención a través de la siguiente publicación:

Así, la Policía recuerda a Dalas que no aprueba su comportamiento en redes, a la vez que advierte a la comunidad tuitera del peligro que hay detrás de este tipo de iniciativas.

¿Twitter España no tiene nada que decir?

Apenas unas horas después de conocer la propuesta de Dalas, Twitter anunciaba en un comunicado que pediría a sus 300 millones de usuarios un cambio de contraseña. ¿El motivo? Un fallo en el sistema encargado de enmascarar las credenciales de acceso.

Aunque desde la app, aseguran que la información confidencial de los usuarios nunca llegó a salir de su sistema, quizás no estaría de más aprovechar el momento y advertir a la comunidad del comportamiento de tuiteros como Dalas.

Tw Reglas

Por mucho que las condiciones de uso hablen de este tipo de cuestiones, no estaría de más denunciar públicamente el comportamiento de un usuario así y más, cuando puede afectar a menores de edad.

Temas
Publicidad
Publicidad
Inicio