Compartir
Publicidad

Arrestan a un hombre que pretendía usar la violencia si Google no le compraba un vídeo de su canal

Arrestan a un hombre que pretendía usar la violencia si Google no le compraba un vídeo de su canal
0 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Entramos en terrenos cercanos a los sucesos. Como esas secciones que plagan los magazines matutinos o la mitad de la escaleta de los informativos. A punto de cumplir el primer aniversario del tiroteo realizado por el youtuber Nasim Agdam, otra persona ha sido arrestada cuando se encontraba camino de las oficinas de Google para recuperar su canal recientemente eliminado. Lo que él no sabía es que la responsable había sido su propia esposa.

Ya había cumplido condena por homicidio involuntario

Kyle Long, de 33 años y residente del estado de Maine, condujo más de 3.000 millas (casi 5.000 kilómetros) hasta que fue detenido en la autopista 101, en dirección a la sede de Google en Mountain View. Según ha explicado a BuzzFeed un portavoz de la policía local, este había avisado que recurriría a la violencia si el encuentro que había planeado no daba resultado: "hizo amenazas generales de violencia hacia personas desconocidas si la reunión sobre su canal de YouTube no fue como él quería".

Por el contrario, su esposa Samantha Long ha explicado que la idea de su marido no era recuperar el canal, sino convencerles de que el único vídeo que contenía su cuenta fuera comprado por Google por un precio de "mil millones de dólares". La mujer de Long intentó convencerle de que nadie le pagaría ese dinero, pero Long llevaba tiempo obsesionado con esa publicación.

El vídeo en cuestión seguía la típica fórmula de "cómo hacerse rico rápidamente", pero tras ver el comportamiento que Kyle Long al respecto y preocupada por su estado mental, Samantha Long decidió eliminar el canal. Long, diagnosticado con un trastorno bipolar y que ya había estado en la cárcel por un homicidio involuntario causado en un accidente de tráfico, se subió a su coche decidido no solo a recuperar su publicación, sino a venderla por una fortuna.

Long inició su particular "road movie" en la que tuvieron lugar un par de incidentes que alertaron a la policía. En primer lugar, atascó su coche en una zanja de la que solo pudo salir con ayuda de terceros. Después, destrozó el cuarto de baño de una gasolinera. A pesar de que los dueños no quisieron presentar cargos por vandalismo, las autoridades locales comenzaron a sospechar de las intenciones de Kylie Long tras escucharle hablar sobre el enfado que tenía con Google.

La Patrulla Estatal de Iowa contactó con las autoridades de Maine, estado natal de Long, y tras cotejar sus informaciones, alertaron a la polícia de Mountain View para que estableciera un control alrededor de las oficinas de Google. Cuando el detenido se encontraba a unos cinco kilómetros del campus, fue arrestado por las autoridades locales. Según fuentes que informaron a la NBC, Kylie Long portaba tres bates de béisbol en su auto.

Temas
Publicidad
Publicidad
Inicio