Compartir
Publicidad

Tres casters profesionales de esports nos dan sus claves para lidiar con el chat de Twitch

Tres casters profesionales de esports nos dan sus claves para lidiar con el chat de Twitch
0 Comentarios
Publicidad
Publicidad

A medio camino entre los narradores deportivos de toda la vida y los influencers digitales, los casters son la cara visible de todas y cada una de las competiciones de deportes electrónicos. Aunque los menos familiares con estos torneos pueden ver cómo realizan un trabajo similar a los comentaristas de toda la vida en eventos presenciales, gran parte de su desempeño tiene lugar en plataformas digitales como Twitch. Hemos charlado con varios casters con años de experiencia en dicha web y nos han trasladado sus mejores consejos.

Evidentemente, como presentador de un espacio de entretenimiento, todo narrador, sea de esports o no, está a merced de las opiniones de los espectadores. Sin embargo, hay una pequeña diferencia. Twitch, así como el resto de plataformas para la emisión en directo, cuenta con un chat donde los espectadores pueden verter sus opiniones e interactuar entre ellos. Mientras la televisión pasó de usar a sms -cobrados a precio de oro- a necesitar a Twitch y sus hashtags para que la audiencia participara, Twitch permite eso mismo desde su propia web.

El chat de Twitch, un país anarquista digital

Imaginaos un Twitter aún más inmediato, donde hay incluso menos filtro en las opiniones y en el cual va a estar bajo la lupa todo lo que haga y diga una persona durante horas. Así es el chat de Twitch. Aunque hay algunos usuarios que son capaces de conseguir una comunidad sana, en muchas ocasiones el spam de emojis o los comentarios desagradables demasiado recurrentes suelen ser la norma general -y desgraciadamente aún más si eres mujer-.

La relación de muchos comentaristas con la plataforma se suele limitar a ese rectángulo en la parte derecha de Twitch. Incluso las emisiones más modestas suelen contar con un equipo de producción que gestiona todos los entresijos de la retransmisión. A partir de ahí, y con la importante lección de que un chat de Internet es el caldo de cultivo perfecto para la anarquía más absoluta, "cada maestrillo tiene su librillo".

Dos opciones: o pasar de él o unirse a la fiesta

Álex Polo, caster de Rainbow Six Siege y FIFA en ESL entre muchos otros títulos, nos confiesa que él ha pasado siempre de esta herramienta: "Mi relación con el chat ha sido inexistente. Nunca he querido tocarlo o saber que se decía de mí. Incluso cuando repaso alguna retransmisión para encontrar fallos, lo hago con el chat desactivado". Para él, no solo los comentarios negativos pueden ser dañinos ya que asimismo, considera que las alabanzas pueden distraer de igual manera "sobre todo en títulos rápidos como FIFA o Rainbow, donde una jugada de un segundo puede ser decisiva".

Eso sí, es inevitable que algunos comentarios lleguen a los oídos de los casters. En el caso de Álex, es su madre quien actúa de filtro y le transmite mensajes del chat: "Las cosas que conozco me las ha dicho mi madre. Suele ver casi todo lo que hago y últimamente quita el chat porque le molesta lo que dicen de nosotros. Yo la tranquilizo, porque por cada comentario negativo, en realidad hay una mayoría que se encuentra, como mínimo, a gusto con la retransmisión".

Un excompañero suyo durante su etapa como comentarista de Hearthstone en OGSeries, como es Diego "y0iy0" Morante, tiene una opinión ligeramente distinta sobre el chat de Twitch: "Van a volcar su odio o su cariño ahí, y creo que depende de los casters saber lidiar con ello y no enfrentarse, además de tener los pies en el suelo", comenta un y0iy0 que reconoce que en un principio le aconsejaron no leer el chat.

Sin embargo, Diego afirma que lo más interesante es saber filtrar el feedback. Para ello, es necesario curtirse: "Si eres una persona sensible, tienes que darte cuenta de que Internet es un lugar donde cualquiera puede escribir cualquier cosa. No es la vida real". Eso sí, también asume que "la mayoría de la gente no lee el chat, no le importa y además vería la competición independientemente de quién la comentase".

"Los casters desaprovechamos el chat de Twitch"

Tanto Álex como Diego han hecho carrera dentro de empresas de cierta importancia en el sector. La historia de Yeray "Nastyfox" de Dios es bien distinta. Con la necesidad de hacerse un hueco en unos esports que cada vez atraen las miradas de más gente, ha tenido que buscarse las habichuelas en multitud de empresas distintas. Quizás por eso plantea este debate de manera distinta a nuestros otros dos protagonistas.

"Estamos en un mundo donde no puedes estar desactualizado. Hay comentaristas que no le dan bola a su Twitter, cuando es muy importante hacerse un nombre y que la audiencia te aprecie. Algo similar pasa con Twitch", Reflexiona Yeray mientras se muestra a favor de interactuar más con los espectadores: "Tenemos en Twitch una herramienta de la cual carece el deporte tradicional y no la estamos usando nada".

Yeray se muestra crítico con los casters que no hacen caso del chat, ya que cree que están desaprovechando una oportunidad. "No digo que haya que estar pendiente, pero es necesario interactuar. Incluso cuando comenta un compañero tuyo, es un buen momento para charlar y adquirir química con los espectadores". Y es que va más allá y nos confiesa lo que considera que es una cruda realidad: "Si eres muy bueno, te van a contratar, si no, necesitas hacerte de notar, tener tu audiencia y trabajar bien con el público".

Tres protagonistas y tres visiones distintas sobre una de las aptitudes que necesita tener un comentarista de eventos de esports, una de esas profesiones novedosas que llegan con el "boom" de esta industria del entretenimiento.

Temas
Publicidad
Publicidad
Inicio