Publicidad

Esta cuenta de Instagram ha situado a Lorde como la gran musa de la historia del arte

Esta cuenta de Instagram ha situado a Lorde como la gran musa de la historia del arte
Sin comentarios

Publicidad

Publicidad

Si retrocediéramos a 2013, nos encontraríamos a una joven de 17 años cuya canciones se sienten demasiado grandes como para limitarse a la inmensidad de internet. El incipiente debut de su primer disco provoca susurros y risas nerviosas entre la crítica especializada. Y las canciones que integran ese futuro primer trabajo no parecen escritas por una adolescente. ¿Te suena de algo esta historia? Sí, parece similar a la de Billie Eilish, pero en esta ocasión hablamos de Lorde y su 'Pure heroine'.

Nuestra Señora de Lorde

Publicado el 27 de septiembre de 2013, el primer disco de la neozelandesa llegó cuando la artista solo contaba con 17 años. De manera inesperada, 'Pure heroine' sentó a Lorde en el trono del pop y la situó durante nueve semanas como la artista femenina con el single más vendido en una época en la que circulaba el 'Wrecking ball' de la Myley Cyrus pre-empoderada.

Este bombazo discográfico envuelto en fenómeno global convirtió a Ella Marija Lani Yelich-O'Connor, conocida artísticamente como Lorde, en una suerte de portavoz de su generación. A través de unas composiciones pop extremadamente oscuras y desgarradoras pero extrañamente festivas. El siguiente capítulo de esta historia ocurrió en 2017 con la publicación de 'Melodrama'. Un disco que no solo consolidó a la cantante, sino que supuso un bombazo emocional gracias a temas como 'Liability' o 'Louvre' que hacían de la inseguridad y el autodesprecio una bandera. Además de hitazos como 'Green light' y 'Supercut', claro.

Con solo dos discos en el mercado, pero lo suficientemente potentes como para situarla en el imaginario colectivo, convertirla en icono pop y además transformarla en protagonista de los principales festivales, Lorde es la última cantante a la que podemos tachar de diva (en el buen sentido de la palabra). La representación musical que pone banda sonora a la cuarta ola feminista. Una musa que va más allá de su corriente para inspirar a diseñadores como el que se esconde detrás de @lordeinart.

A base de collages, algunos más trabajados que otros, Lorde aparece como la gran protagonista de diferentes cuadros de la historia del arte. Desde pinturas de Albert Herter o Paul Jean Louis Gervais a las del polaco Kazimierz Stabrowski. Escenas donde la iluminación es elevada, blanca y floreada, entroncan con la ensoñación que Lorde suele mostrar en sus fotos, además de la palidez de la que hace gala.

Temas

Publicidad

Comentarios cerrados

Publicidad

Inicio
Compartir