Compartir
Publicidad

Rush Smith y la evolución natural de algunos youtubers: "Tengo 30 años y quiero que parezca que tengo 30 años"

Rush Smith y la evolución natural de algunos youtubers: "Tengo 30 años y quiero que parezca que tengo 30 años"
0 Comentarios
Publicidad
Publicidad

La crisis de los 30 es una especie de lucha entre la post-adolescencia y la madurez. Tu "yo" juvenil y veinteañero aún te reta a chupitos de Jager y vivir entre festivales de música. Por el otro lado, y como en la representación del angelito y el demonio, tu lado más adulto te invita a reflexionar, pausar el ritmo y contratar el Bein Sports.

Esta crisis de los 30 ya tiene su particular variante entre los creadores de contenido. Los retos, la búsqueda de lo viral y la adicción al algoritmo de YouTube comienzan a agotar conforme cumplen años. Les apetece más un vídeo adulto y madurado aunque sea sencillo. Más allá de las ausencias por ansiedad y estrés, youtubers como Miare o Loulogio decidieron dar un paso atrás y desaparecer de la plataforma. Otros, tras pasar por la obligada reflexión, hacen el viaje de vuelta. Este es el caso de Rush Smith.

"Me fui de Youtube porque no sabía que estaba ocurriendo en la plataforma"

Paradigma de este nuevo contenido que posiblemente veamos más en la plataforma, Rush Smith explica el viaje emocional y creativo por el que ha pasado en los últimos tiempos. Una suma de factores, que van desde el propio algoritmo de YouTube a la búsqueda e identidad artística, provocaron una huida que hay que hacer sin mirar atrás y sin pensar en el "qué vendrá".

El youtuber se cansó de no entender el algoritmo y aún se frustró más con el asesoramiento que recibía de la propia plataforma. Le deslizaban la importancia del clickbait y el peso de la elección de las miniaturas aunque no casaran con el tono del vídeo. Un camino que Rush decidió no tomar más. Mejor apostar por la pausa y la pasión, conceptos que no tienen porque no ir de la mano.

"A YouTube no le interesa un canal que sube uno o dos vídeos muy currados al mes"

Una vez más hay que ir al manido algoritmo. A diferencia de otros formatos audiovisuales como el cine, la televisión o la propia música, los creadores tienen en YouTube una manera de contabilizar cómo se va a transformar su contenido en "billets". Rush conoce el formato que se exige y, aunque lo acepta, entiende que debe hallar un punto de encuentro entre la identidad como artista y lo comercial.

Si YouTube quiere que subas contenido todos los días, Rush ya sabe cómo encajar en esas demandas sin caer en la crisis existencial y artística. Y no es otro que publicar vídeos como el que ha utilizado para explicar el camino que ha tenido que recorrer estos meses para poder encontrar la de nuevo la casilla de salida en la plataforma. El reset.

"He vuelto porque soy consciente de la cantidad de cosas increíbles que he podido hacer gracias a YouTube"

Como no hay crisis existencial sin catarsis, Rush ha experimentado la suya. Una vez superados los obstáculos que te provocan este tipo de procesos vitales, el youtuber es capaz de situarse en el punto medio que le permite ver las bondades y defectos de una plataforma que cambia día a día. El mirar atrás y repasar todo lo positivo que le ha proporcionado YouTube era un peaje necesario para proyectar el tipo de creador que quiere ser con 30 años.

Temas
Publicidad
Publicidad
Inicio