Compartir
Publicidad

Germán Garmendia da visibilidad a los trastornos de ansiedad y depresión: "La felicidad no es una imagen en Instagram"

Germán Garmendia da visibilidad a los trastornos de ansiedad y depresión: "La felicidad no es una imagen en Instagram"
0 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Estás echando un vistazo por Instagram y te topas con varias imágenes de personas viajando por París, Hawaii o los Alpes suizos. Wherever. Automáticamente piensas “comparado con estas personas, yo no soy feliz”. La evolución de la sociedad y la integración de las redes sociales está bifurcando en un aumento de los trastornos de ansiedad pero también en su visibilidad. Se intenta que los afectados no se escondan ante esto y lo puedan anunciar con normalidad. Y el último en sumarse a esta corriente ha sido el mismísimo Germán Garmendia.

Trastornos de ansiedad y depresión: En búsqueda de la visibilidad

La Organización Mundial de la Salud calcula que la depresión afecta a más de 300 millones de personas en el mundo y que cada año se suicidan cerca de 800.000 personas. Aunque siempre hay que poner peros a estas estadísticas. Según nos explica Carlos López-Pinar, psicólogo clínico, “los datos en ciencia no son como las cifras de la DGT. La evolución científica hace que nuevos estudios conviertan en arcaicos tratamientos y estudios anteriores".

Entre los últimos estudios, el experto consultado nos resalta el publicado por la Asociación de Psiquiatras Americanos (APA), la más referenciada en USA y España. Según el informe, el 10% de la muestra había presentado un trastorno depresivo mayor en el último año, y un 20% a lo largo de la vida. Además, encontraba una comorbilidad alta con los trastornos de ansiedad (trastorno de ansiedad generalizada y fobia específica). Casi el 70% había recibido algún tratamiento.

ElRubius, Jake Paul, “PewDiePie”, Bobby Burns, Elle Mills o Xuri Fenton. Son los nombres de algunos de los influencers que han reconocido en el último año padecer estos problemas psicológicos. Los trastornos de ansiedad y depresión tienen cada vez más presencia mediática gracias a nombres como los relatados y a los que se suman estrellas de la NBA como Kevin Love o futbolistas como Bojan. Más extremos son los ejemplos del youtuber McSkillet, fallecido tras hacer colisionar su Delorean en un supuesto suicidio, y otros casos representativos como los de Robin Williams o Heath Ledger (siempre aderezados por la mística de sus profesiones y ensombrecidos por las drogas).

“La felicidad no es una foto o un momento. No es nada captado para Instagram”

Con 28 millones de suscriptores, la publicación de Germán Garmendia puede ser muy positiva para todos aquellos afectados por trastornos relacionados con la ansiedad y la depresión. Sorprendido por la cantidad de fans que le preguntan cómo hace para estar siempre feliz, el youtuber ha querido realizar un vídeo que muestra su otra cara: “mi parte neutral, el 40% de mí mismo”.

Germán, sin histrionismos y desde la más absoluta normalidad,** ha narrado en qué consisten sus problemas psicológicos** y cómo convive con ellos. Desde la frustración que le provocan el montaje y la escenografía de sus vídeos hasta depresiones que le han llegado a tener cinco días en la cama. O "pequeños ataques de ansiedad" que le vienen ante situaciones que le enfrentan a personas desconocidas: "Cuando voy a un lugar en el que no sé quién va a estar, tiendo a sobreanalizar negativamente la situación".

El youtuber ha insistido mucho en dos mensajes que envuelven el objetivo de no esconderse cuando padeces este tipo de trastornos o simplemente no estás en el mejor de tus días. El primero es el de normalizar la situación. No pasa nada por sentirse mal a veces y, sobre todo, no te mientas y no finjas. El segundo consejo es el que más relación tiene con las redes sociales: "No compares el momento que aparece en la foto de Instagram que estás viendo con el tuyo actual, sino con uno similar y feliz".

Temas
Publicidad
Publicidad
Inicio