Compartir
Publicidad

De 'Love' a 'You': 5 veces que Netflix se ha reído en la cara del amor romántico

De 'Love' a 'You': 5 veces que Netflix se ha reído en la cara del amor romántico
1 Comentarios
Publicidad
Publicidad

El amor romántico, amigos míos, fue inventado en la Edad Media por unos señores que llevaban mallas y se llamaban trovadores. Ellos eran los encargados de hacer fantasear al pueblo con sus romances. Por aquella época los matrimonios de conveniencia no dejaban opción al amor de verdad, el que creó la naturaleza para que mantuviésemos viva la especie.

Precisamente este carácter de "imposible" fue lo que poco a poco fue construyendo el concepto de amor romántico. Este amor desgarrador y sin sentido se convirtió en uno de los principales motores de la industria cultural. Hollywood nos vendía mariposas en el estómago y nosotros poco a poco nos convertíamos en personas con unas expectativas demasiados altas. Pero, afortunadamente, el discurso tóxico de ficciones como 'Sexo en Nueva York', 'El Diario de Noa' o 'Pretty Woman' poco a poco ha ido desapareciendo para dejar espacio a series que hablan del amor real, del de verdad, de ese en el que el sexo se cuenta por veces al mes y no por semana.

'You'

La serie protagonizada por Penn Badgley es lo que podemos llamar la anti-comedia romántica americana. Su protagonista, obsesionado por los clichés que envuelven al amor romántico, intenta todo el tiempo que su relación sea perfecta y que nadie se interponga en su amor hacia Beth. Tal es el grado de obsesión porque su 'Nothing Hill' particular se haga realidad que no le tiembla el pulso para matar a todo aquel que pueda alejarse de su romántica meta.

'You' lanza varios mensajes en torno al amor y las relaciones actuales en torno a las redes sociales: 1) el mercado está fatal y no sabes quién puede llevar viendo tu Instagram desde hace meses; 2) las relaciones no tienen por qué ser como describen en las películas; 3) no hay una media naranja a la que aferrarse. La frutería está llena de mandarinas por si la que te estás comiendo está rancia.

'Love'

La ficción producida por Judd Apatow (mecenas particular de 'Girls' y Lena Dunham) tiene como objetivo abarcar el amor en todas sus formas y vertientes. La pareja protagonista está formada por dos personas llenas de complejos e inseguridades que terminan juntos contra todo pronóstico inicial. Él no era lo que ella buscaba y ella era una chica con demasiados problemas para él.

Poco a poco logran pulir cada una de esas aristas, perder el miedo al compromiso y disfrutar del presente. Apattow logra que una pareja normal y corriente despierte el interés en el espectador precisamente porque comparte muchas vivencias que ocurren en la serie y, en lugar de admirar lo que pasa, se siente menos solo porque conoce ese tipo de situaciones.

'The End of the Fucking World'

La historia pretende abordar la evolución de dos adolescentes que se sienten muy solos, pero no por el momento que les toca vivir, sino por su contexto familiar. James vio cómo su madre su suicidaba siendo un niño y Alyssa creció en un entorno hostil de divorcio. Un día se encuentran y deciden fugarse y mandarlo todo a la mierda porque ¿por qué no? Él es un psicópata sin humanidad que se une a ella con la idea de matarla y ella se une a él porque no tiene nada que perder.

A través de los ocho capítulos que dura la serie comprendemos cómo ambos personajes crecen juntos no solo en sus sentimientos hacia ellos mismos, sino también de forma individual. Encuentran el uno en el otro esa persona que les hace ser mejores: James logra dejar atrás su afán homicida y Alyssa vuelve a sentir que tiene un lugar en el mundo, pero como esto es una tragedia y no una comedia romántica, el final de la serie termina con la muerte de James

'Wonderlust'

Aunque generacionalmente esta serie pueda quedarnos un poco lejos, el discurso que trata es muy interesante para todo aquel que le interesen las relaciones amorosas y su evolución. Joy y Alan están aburridos sexualmente tras 20 años de matrimonio y deciden abrir su relación y quedar con terceras personas para reavivar la llama. Esta decisión no solo les ayuda a conocerse mejor a ellos mismos, sino que les hace a recordar las razones que les han llevado a estar juntos.

Los sentimientos en una relación no son los mismos a los 3 meses que a los 5 o 20 años, pero eso no significa que sea peor ni mejor. El mensaje final que deja la ficción es que el amor es una decisión diaria donde reafirmas que quieres estar con esa persona voluntariamente y no porque te lo digan tus hormonas.

'Grace y Frankie'

Es una serie que cualquier mujer de cualquier edad debería, al menos, empezar a ver. Habla de cómo pasados los 65 años Grace y Frankie se enteran de que sus respectivos maridos llevan liados más de 20 años. Ellos les piden el divorcio para seguir con la vida que llevaban ocultado casi dos décadas y ellas tienen que empezar de cero con casi 70 años.

Pero lo mejor no es que consigan empezar de cero, sino que logran conocerse a sí mismas y ser felices en su amor propio. Evidencian que la vida te puede dar un giro en cualquier momento y dejarte mirando para Cuenca y no siempre desde el punto de vista sexual. Pero lo bonito del amor es que no solo está presente en las relaciones de pareja sino también en la amistad y en la sororidad y Grace y Frankie son expertas en compartir piso con 70 años y demostrar que cinco temporadas después ese amor sigue vivo.

Temas
Publicidad
Publicidad
Inicio