Compartir
Publicidad

Las fotos "históricas" sobre Notre Dame, el hilo de Twitter que se ríe de las marcas de agua

Las fotos "históricas" sobre Notre Dame, el hilo de Twitter que se ríe de las marcas de agua
0 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Existe un moderno teorema matemático que, sin necesidad de tirar de Pitágoras, indica que "desgracia + Twitter = comedia". Y a indignación. Y a solidaridad. Y a postureo. Y a exceso de opiniones. Y a aparición masiva de expertos. Basta para que un acontecimiento sacuda a un país (o al mundo entero) para que la red social se vea invadida con todo tipo de corrientes que mezclan los conceptos anteriores. Y sino, que le pregunten a David Bisbal por Egipto.

Turismobisbal

Desde ayer a media tarde, el mismo esquema se está viviendo en Twitter. Tras el incendio de la catedral de Notre Dame que ha impactado a todo el mundo, la red social del pajarito es una maraña de tuits al respecto. Con varios trendig topics copando lo más publicado, la aplicación está siendo testigo de cómo se puede comportar el ser humano mientras observa una desgracia desde la lejanía.

Sin necesidad de irnos a tuits de expertos en fuego como el cantante José Manuel Soto, una publicación del usuario César Sepúlveda ha iniciado un hilo que recomendamos que no sea visitado por los que viven al otro lado de los límites del humor y/o sientan que el incendio de Notre Dame no da para chistes y momentos de esparcimiento.

Cero en historia

Un mal uso del timing es lo que ha provocado un nuevo hilo viral en Twitter. Entre la multitud de comentarios acerca del desafortunado incendio de la catedral de Notre Dame, el usuario César Sepúlveda tuiteó un par de fotos realizadas desde su torre y el mensaje "Jamás imaginé que se convertirían en imágenes históricas".

Tanto la autoetiqueta "imágenes históricas" como sobre todo las mastodónticas marcas de agua que cubrían las fotos, iniciaron un divertido hilo tuitero donde los usuarios siguieron el juego no intencionado de César Sepúlveda. Convertidas al instante en memes, las publicaciones originales se fueron llenando de más marcas de agua pero con los nombres de los tuiteros que lo troleaban.

Además de las marcas de agua, los tuits van acompañados de conatos de denuncias por infringir los derechos de autor. La fiesta tuitera va aumentando poco a poco en intensidad y deriva en nuevas corrientes cómicas.

Similar a ocasiones similares como #turismobisbal, los chistes empezaron a viajar en el tiempo y el espacio, convirtiendo a César Sepúlveda en una especie de Doctor Who con capacidad para situarse en otros momentos de la historia.

Y aunque no pueda definirse como giro final, lo realmente saludable de este troleo ha sido tras comprobar que el protagonista se lo ha tomado con humor y ha retuiteado muchas de las publicaciones que se han reído de sus fotos, su apelativo de "histórico" y, cómo no, de esas espantosas marcas de agua.

Temas
Publicidad
Publicidad
Inicio