Instagram censura el vídeo de una caca de plastilina hablando sobre los límites del humor

Instagram censura el vídeo de una caca de plastilina hablando sobre los límites del humor
5 comentarios

Instagram tiene unas condiciones de uso que ni ellos mismos entienden. Pezones sí, pero si son de hombre. Ahora, olvídate de ver pixel de glándula mamaria. A este listado de decisiones sesgadas se suma ahora la censura del último vídeo de Eres Una Caca.

¿Eres una caca y, encima, feminista?

La caca de plastilina más famosa de Instagram no solo tiene la desgracia de ser un excremento, sino también de autodenominarse feminista y ajena la causa "ni machismo ni feminismo, igualdad". Y eso, amigos míos, son puntos en contra para la plataforma de Facebook que poco a poco quiere ser más family friendly que Youtube.

Hasta la fecha y como manifiesta la propia Lula Gómez (creadora de esta maravilla instagramil) nunca había tenido ningún problema derivado del contenido que subía a su perfil. Es curioso que después de haber tratado temas tan polémicos como el aborto sea precisamente uno sobre los límites del humor el que sea censurado.

Caca2

A priori y tras revisar las condiciones de uso de Instagram no incumple de forma directa ninguna norma. Por ello, la hipótesis que la propia Lula baraja es que se trate de un vídeo que ha sido denunciado hasta la saciedad por sus detractores.

Pero, ¿quién es Lula Gómez y qué es Eres Una Caca?

Lula Gómez es animadora especialista en stop motion. Además de dedicarse profesionalmente a ello también se dedica a la formación dentro de este ámbito y ha creado el proyecto Eres Una Caca. Desde este perfil de Instagram protagonizado principalmente por cacas, Lula quiere hacer un activismo diferente.

Además, siempre que le resulta posible, busca una voz vinculada a la causa feminista para doblar alguno de sus speechs de mierda (era inevitable hacer la broma). De esta forma, los guiones sobre los prejuicios feministas y las diferentes situaciones que vivimos las mujeres por el mero hecho de serlo, cobran aún más peso si son interpretados por voces como Leticia Dolera o Natalia Flores.

La desigualdad a la hora de someternos a una entrevista de trabajo, el control o la misoginia que viven muchas mujeres en sus relaciones de pareja son algunas de las situaciones que este proyecto denuncia y visibiliza con el objetivo de buscar un cambio:

"Es tan inmensa la mierda que se nos abre enfrente cuando nos ponemos las gafas violetas que si no aprendemos a reírnos del espanto, nos va a devorar", opina Lula Gómez en una de sus publicaciones.

Temas
Comentarios cerrados
Inicio