Publicidad

Moderna de Pueblo retrata los bulos sobre la regla que cobran fuerza más allá de Occidente

Moderna de Pueblo retrata los bulos sobre la regla que cobran fuerza más allá de Occidente
Sin comentarios

Publicidad

Publicidad

Si eres mujer y has nacido en los 90 o antes probablemente recuerdes algún bulo sobre la regla salido de la boca de tu madre o alguna de tus abuelas. Menos mal que ahora y con la copa en la mano sabemos que bañarse con la regla no solo no es malo, sino que es higiénico.

Sin embargo, que poco a poco en Occidente vayamos poniendo puntos sobre íes en la educación sexual e higiénica que reciben las niñas de hoy en día es un privilegio que países como Burundi o Malawi no tienen. Por todo ello y con la idea de visibilizar el Día Internacional de la Higiene Menstrual, Moderna de Pueblo ha diseñado una serie de viñetas educativas al respecto.

Los mitos mensturales en África y Oriente Medio son mucho peores

Si las advertencias sin sentido que nos hacían de niñas nuestras tías y madres tenían como objetivo protegernos, en el caso de países como Afganistán buscan favorecer los beneficios del heteropatriarcado. Y, aunque tiene sentido teniendo en cuenta que se trata de sociedades muy machistas, eso no nos exime de denunciarlo.

Aunque premisas como "No te bañes con la regla o te quedarás estéril" sin duda afectan en primera instancia a la mujer, lo cierto es que buscan generar una alarma social que va un poco más allá. Siguiendo el razonamiento de esta creencia si las mujeres se bañasen no podrían quedarse embarazadas y por lo tanto la natalidad en estos países caería en picado. Y, claro, ni Afganistán ni Burundi quieren enfrentarse a los problemas que plantea 'The Handmaids Tale'.

Por lo tanto, si a estos mitos que inducen a un excesivo control sobre el comportamiento de las mujeres les sumamos otros que buscan aislarlas socialmente mientras menstrúan, tenemos los ingredientes perfectos para lanzar el siguiente mensaje en países subdesarrollados: las mujeres con la regla no están en condiciones óptimas para concebir un hijo siendo este su rol principal en la sociedad.

Así y en base a la crítica que hace Moderna de Pueblo es curioso observar como estos mitos crucifican el sangrado natural de la mujer, mientras que los datos de ONU Mujeres y Amnistía Internacional ponen de manifiesto que en estas áreas del planeta el problema reside en que las mujeres sangran por otras razones. Para ser más concretos según datos de 2018, al menos 200 millones de mujeres han sufrido mutilación femenina a lo largo de 28 países africanos, lo que nos lleva a pensar que el problema no es la sangre, sino la sangre que aparece derivada de la violencia machista.

Temas

Publicidad

Publicidad

Inicio
Compartir