Compartir
Publicidad

'Sex education' traspasa las pantallas de Netflix: Moderna de pueblo ilustra los baños de bares para adaptarlos al género fluido

'Sex education' traspasa las pantallas de Netflix: Moderna de pueblo ilustra los baños de bares para adaptarlos al género fluido
2 Comentarios
Publicidad
Publicidad

La infinita sapiencia del algoritmo de Netflix pensó que el mundo estaba necesitado de otro dramedia adolescente con romances, bullying y ganas de practicar sexo. Esto en 2005 hubiera acabado en un tostón de tono blanco y muchos lugares comunes. Menos mal que la plataforma de streaming suele envolver sus productos con ciertas dosis de originalidad y nuevos enfoques adaptados a los requisitos de consumo actuales.

Así nació 'Sex education', una nueva serie de Netflix en la que Gillian Anderson (eterna agente Scully en 'Expediente X') interpreta a una terapeuta sexual cuyo hijo está en plena adolescencia. Un reverso moderno que modifica lo que esperas de una ficción sobre institutos y lo convierte en un retrato actual. De esta manera, la homofobia, el feminismo o la diversidad de género son tratados por el mainstream con el prisma de 2019. Por si esto fuera poco, su campaña offline viene con refuerzos de lujo.

Baños en favor de la diversidad sexual y de género

Como suele suceder con las estrategias de publicidad de la plataforma streaming, Netflix no se ha limitado a plagar Twitter con memes y gifs de 'Sex education' (que también). La compañía está potenciando la promo de la serie a la par que visibiliza al colectivo LGTBI+-. Lo de poner un gran cartel en Sol con la imagen de Pablo Escobar estuvo muy bien y llegó al público potencial de 'Narcos' (todo el mundo), pero ahora se trata de captar al target más joven y asociarlo al discurso de la obra.

A través del característico trazo de Raquel Córcoles (es imposible no asociar los personajes con su autora), la ilustradora ha redecorado algunos de los bares más míticos de Madrid y Barcelona. Tanto el TupperWare de la capital como el Marula de la ciudad condal han transformado sus baños para convertirlos en lugares a favor del género fluido.

Tal y como dice la propia Moderna de pueblo, "estamos tan programados para dividirlo todo en dos géneros que forzamos a las personas a quedarse en un bando". 'Sex education' quizás haya llegado para destruir un poco más ese muro que aún colea de la educación heteronormativa que la sociedad ha recibido. Y si hace falta cambiar los baños de los bares para potenciar el mensaje, se ilustra con los dibujos de Raquel Córcoles.

Temas
Publicidad
Publicidad
Inicio