Compartir
Publicidad

El propietario de 'SevenAwesomeKids' se declara culpable de abuso infantil y YouTube elimina todos sus canales

El propietario de 'SevenAwesomeKids' se declara culpable de abuso infantil y YouTube elimina todos sus canales
0 Comentarios
Publicidad
Publicidad

La industria del entretenimiento por fin ha decidido encarar un problema congénito que padecía desde hace décadas. Los abusos sexuales y el acoso formaban parte del día a día mientras Hollywood miraba hacia otro lado. Movimientos como el #metoo removieron los rancios cimientos asentados y a día de hoy tenemos a Kevin Spacey apartado de cualquier proyecto, la última película de Woody Allen en la nevera y hasta un capítulo de 'Los Simpson' del año 1993 a punto de ser eliminado porque Michael Jackson dobló uno de los personajes.

Que ahora podamos señalar este de crímenes que antes se escondían, ha iniciado por otra parte un debate de índole moral: ¿Cómo tratar las obras pasadas de los acusados o condenados por delitos sexuales? ¿Pasan a un estercolero o se pueden seguir aplaudiendo? Mientras intentamos reconstruir la opinión que teníamos de ciertos ídolos ahora caídos, YouTube ha decidido que esas cuestiones no van con la plataforma.

Los tres canales de Rylett sumaban 17 millones de suscriptores

Ian Rylett, de 55 años y propietario de los canales infantiles SevenAwesomeKids, SevenSuperGirls y SevenPerfectAngels, fue arrestado el pasado mes de agosto. Una de las actrices menores de edad que participaba en sus +vídeos, lo denunció ante las autoridades por abusos sexuales. Según su testimonio, la pequeña habría sido obligada a desvestirse delante de él y le habría manoseado sus pechos. Todo ello bajo la amenaza de denunciarla si no cumplía lo establecido en su contrato.

En ese momento, YouTube desmonetizó todos los vídeos propiedad de Ian Rylett, cuyos contenidos oscilaban entre vlogs sobre la vida de estrellas adolescentes y parodias. Entre los tres canales, sumaban más de 17 millones de suscriptores.

Rylett

Con el juicio aproximándose y una pena de 15 años en el horizonte, Ian Rylett firmó la semana pasada un acuerdo de culpabilidad en el que admitía los abusos a la menor. Y aunque ninguno de los vídeos de los tres canales infantiles violaban los términos de servicio de YouTube, la plataforma ha decidido eliminarlos todos sin dejar ni rastro. Según ha declarado un portavoz del site a Tubefilter, la eliminación del canal es una de las opciones que manejan: "Cuando nos enteramos de acusaciones serias de esta naturaleza, tomamos medidas que pueden incluir la terminación de los canales al concluir la investigación".

Por su parte, el acuerdo de culpabilidad que Rylett ha firmado le llevará a prisión durante 90 días (en lugar de los 15 años a los que se enfrentaba). Cuando salga de la cárcel, el expropietario de los canales infantiles estará en libertad condicional supervisada durante cinco años y no podrá tener contacto con ningún menor, excepto su hija.

Temas
Publicidad
Publicidad
Inicio