Compartir
Publicidad

El beef del legado de Logan Paul llega a España

El beef del legado de Logan Paul llega a España
0 Comentarios
Publicidad
Publicidad

El ansia de los hermanos Paul de convertirse en estrellas mundiales del transmedia, huyendo de la simple etiqueta de youtubers, les llevó en su momento a involucrarse en otras disciplinas como la música. Logan y Jake lanzaron “It´s everyday bro” y “The fall of Jake Paul”, respectivamente. La primera incluso se situó en el puesto 2 de iTunes. “Quiero ser el Dr. Dre de las redes sociales”, llegó a decir el más pequeño de los “bros”.

Las canciones inauguraban un sub-sub-género: una suerte de metalenguaje 2.0 donde estrellas de YouTube, proclives a eso de meterse unos con otros, publican un tema donde juegan con los beef, que a su vez son una especie de (¿pseudo?) peleas dialécticas entre raperos. Un trabalenguas digital que te puede liar más que Ryan Gosling con la camiseta de Macaulay Culkin con la camiseta de Ryan Gosling con la camiseta de Macaualay Culkin.

Jordi Wild y la ambición Paul

Hacemos un salto temporal hasta los albores de 2017 (así parece que le demos épica al asunto) y de continente. Ya estamos en casa y el polémico Jordi Wild publica otro de sus videoclips. Es decir, nos encontramos ante otro caso de youtuber que le da al rap y que coquetea con los cortometrajes (como bien explicaron en Magnet con esta completísima review de su figura y trayectoria). Todo muy Logan Paul y hermano.

“Con Youtube: Estado crítico”, Wild se marca un Sálvame Deluxe donde literalmente pone a parir el panorama youtuber español. Versos como “Que yo llevo aquí en Youtube desde antes que nacieseis. Y os lo habéis cargado todo, habéis matado la esencia” alzaron los índices de salseo, ardieron las redes, se levantaron ampollas y bla bla bla.

La ambición de Jordi Wild por trascender, no de YouTube, sino de la etiqueta de youtuber, se plasma con esta serie de producciones musicales y audiovisuales. Un legado directamente sacado de los Paul brothers. Pero hecha la adaptación, llegan las consecuencias.

El beef a la española

¿Qué ocurre con la canción de Jordi Wild? No hay juego ni complicidad con los receptores del mensaje. No es Logan Paul haciendo travesuras con Jake. Por lo tanto, la respuesta no podía tardar. Pero no en forma de salseo, sino con otra canción. Un rap respuesta. En definitiva, el comienzo del beef youtuber.

“Hipocresía” ha corrido a cargo de los casi post-adolescentes Goorgo y Shooter. Dos youtubers de la nueva generación, con vídeos muy del “No te vas a creer lo que pasó a continuación”. Un clickbait que forma parte de la crítica que Jordi Wild realizó en su canción protesta.

Parte de la diversión de “Hipocresía” viene dada por la diferencia de edad existente entre Wild y estos chavales. No sólo se han atrevido dialécticamente con un tipo que podría casi ser su padre (Jordi Wild tiene 33 años), sino que llegan a incluir rimas para reirse de la producción del clip de El rincón de Giorgio: “Te gastaste 3000 pavos en un vídeo que da risa”.

La irreverencia de estos dos jóvenes youtubers llega a tal nivel que se permiten, tras el rap respuesta, publicar nuevos vídeos de reacciones del propio clip. Una vez más, el lenguaje youtuber dando lecciones de metaficción y autoreferencias. Y ahora intenta explicarle esta movida a tu padre.

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Inicio