Compartir
Publicidad

¿Dibujas peor que un niño de 4 años? He aquí 7 tutoriales para dibujar personas y controlar las proporciones

¿Dibujas peor que un niño de 4 años? He aquí 7 tutoriales para dibujar personas y controlar las proporciones
0 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Dibujar bien no es un don, sino algo que puede aprenderse y mejorarse. Mención a parte merecen la creatividad y el estilo, dos características que pueden convertir un simple boceto en una obra de arte. Si no eres creativo ni posees un estilo carismático es mucho más complicado hablar de don pero, con paciencia y tutoriales, podrás conseguir que tus dibujos se asemejen a lo que buscabas representar en un inicio.

Los mortales con una técnica manual difusa valoramos tanto a las personas que dibujan bien que los artistas han comenzado a solidarizarse con nosotros. Tanto es así que hay gente produciendo tutoriales para que tú, que no sabes ni coger bien un lápiz, aprendas a dibujar un geranio.

¿Por dónde empiezo?

Representar figuras humanas es probablemente uno de los procesos más complicados a la hora de dibujar. Que si la cabeza me queda muy pequeña, que si ¿qué tipo de manos son estas?...Y ¿los pies? ¿hacia dónde tienen que mirar? Y, así, un largo etcétera de dudas básicas que si no son bien resueltas acaban conduciendo tu dibujo hacia el desastre.

Una vez que que ya te has ubicado respecto a la importancia de las proporciones, toca prestarle atención a las diferentes partes del cuerpo y a la perspectiva desde la que se orienta toda la figura. Aunque al principio es conveniente practicar el dibujo de personas estáticas, no está de más tener al alcance un tutorial sobre cómo representar el movimiento.

El drama de los pies, las manos y las piernas

Una de las partes más difíciles a la hora de dibujar es darle forma a las manos. Cada vez que he intentado representar una mano he terminado por dibujar una especie de manopla sin dedos porque era incapaz de mostrar algo digno.

Con los pies y las piernas sucede algo similar. Aunque la mayor parte de los personajes que dibujemos lleven ropa y zapatos es igualmente complicado pensar cuál es la mejor forma de representarlos. No es lo mismo dibujar los pies a una persona que está de perfil que a otra vista desde arriba o de frente.

Ojos, nariz y los mil detalles

Dependiendo del estilo que utilices, representar los rasgos de la cara será más fácil o difícil. Por ejemplo, un boceto más infantil siempre llevará menos detalles y elaboración que un dibujo más realista. Cuando quieres que tus dibujos se parezcan a la idea representada es cuando comienzas a sudar.

El resto de los rasgos de la cara en un dibujo realista no son tampoco moco de pavo. Representar una nariz de frente requiere cierta paciencia y construir la forma de la boca también.

Pelo y rasgos de la edad

Una vez que dominas los rasgos faciales y los tips básicos para representar la figura humana en perspectiva puedes decidir qué tipo de persona quieres dibujar. No es lo mismo dibujar un niño, que un bebé o una abuela.

Algo similar sucede con el pelo. Dibujar a una persona con el pelo corto es más difícil de lo que parece y representar los distintos peinados de las mujeres también. Este tipo de destrezas requieren una gran labor de observación y sobre todo práctica y paciencia.

Temas
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos