Compartir
Publicidad

A pesar del baneo de TikTok, Wismichu no se rinde y muda sus trolleos a YouTube

A pesar del baneo de TikTok, Wismichu no se rinde y muda sus trolleos a YouTube
0 Comentarios
Publicidad
Publicidad

"Ahora que ya no puedo reaccionar a esta gente en la propia app en vivo y en directo, lo haré aquí en mi canal".

Podría sonar a amenaza para algunos y un rayo de luz y esperanza para otros. Es Wismichu informando sobre algo que no creemos que le haya sorprendido ni a sí mismo: su baneo de TikTok. Los múltiples trolleos han acabado con esta expulsión por parte de la aplicación antes conocida como Musical.ly. Pero como el propio youtuber ha anunciado, esto no significa el final. Más bien una mudanza.

"Me gustaba TikTok...de manera irónica"

Ponerle el culo en la cara a un muser. Pegarle a un "emo". Suicidarse. Vomitar encima a otro usuario. Hacer bromas sobre curas y pedófilos. Hacer "uno de los peores chistes de la historia". Es el propio Wismichu enumerando su largo historial de trolleos en TikTok. Razones que podrían haber sido más que suficientes para ganarse un baneo por parte de la plataforma.

Mus

Al igual que muchos otros youtubers, Wismichu también ha tenido su propia relación con TikTok. Mientras unos simplemente la comentaban desde fuera, Ismael afirma haber tenido una "experiencia mística" con una plataforma que le gustaba "de manera irónica". Algo que nos ha quedado claro viendo la recopilación de los greatest hits del creador realizados en la antigua Musical.ly.

La pasión (irónica o no) de Wismichu por la plataforma y las correspondientes reacciones en forma de trolleo, le llevaban a una imparable respuesta. Según cuenta el youtuber, en una ocasión casi quemó su propia casa al intentar grabar un TikTok con el uso de un mechero de cocina y un spray. El resultado de esta broma le supuso que su novia le escondiera todos los sprays y no sabemos si también un strike conyugal.

Tenaz como pocos, el baneo de TikTok no ha significado ninguna rendición por parte de Wismichu. Aunque no ha dejado claro del todo si se convertirá en una sección fija, el último vídeo del youtuber hace una función de continuidad en su afán de trollear a los musers que, con camisetas o no, realizan el playback de sus vidas en la plataforma.

Temas
Publicidad
Publicidad
Inicio