Publicidad

Eye Tracking Challenge: el reto que promueve mirar a las streamers de Twitch a la cara y no al escote

Eye Tracking Challenge: el reto que promueve mirar a las streamers de Twitch a la cara y no al escote
Sin comentarios

Publicidad

Publicidad

Greekgodx ha comenzado el año con un propósito digno de anuncio de Gillete: mirar a las mujeres a los ojos y no al pecho. Porque como según él mismo sostiene "hay que valorar a las personas por lo que son y no por sus tetas". Tal está siendo el éxito de su reto que ha comenzado a hacer directos en YouTube para demostrar su fortaleza y compromiso a la hora de no objetivizar a sus compañeras.

¿Visibilizar la hipersexualización o monetizarla?

Hace casi un año que Twitch incluyó en sus políticas un código de vestimenta que afectaba especialmente a la parte femenina. ¿El objetivo? Minimizar el número de comentarios machistas presentes en los directos de algunas creadoras.

Sin embargo, en lugar de pedir un cambio de conducta o moderar los comentarios en los directos para disminuir el ruido en torno a este problema, la plataforma de Amazon pidió a las creadoras un cambio en su forma de vestir: "El atuendo en las transmisiones (...) y todas las imágenes de perfil/canal debía ser apropiado para la calle, un centro comercial o un restaurante".

Para sorpresa de Twich, el cambio de atuendo no debió funcionar tan bien como esperaban porque, ahora, creadores como Greek están generando contenido en torno a "cómo dejar de mirar a las streamers al escote". Quizás el problema no residía tanto en la vestimenta de las mujeres como en la mirada de los espectadores que consumen sus directos.

El youtuber está promoviendo el que para él es el reto personal más importante del 2019: dejar de mirar a las streamers a las tetas. Y, aunque la acogida general está siendo muy positiva, no terminamos de comprender por qué. Es decir, ¿realmente esta es la forma ideal de apoyar a las creadoras de Twitch? ¿Someterlas a directos donde un streamer trackea su mirada para demostrar que puede aguantar media hora sin mirarles el escote? ¿Monetizar a costa de esta premisa ayuda a terminar con la objetivización femenina o, más bien, promueve el entretenimiento en torno a ello?

A pesar de que este tuit logró superar los 97.000 retuits, los comentarios que vemos en el hilo giran en torno a "qué crack eres, tío" o "me parto contigo", pero ninguno genera la conciencia crítica necesaria para cambiar un problema como este. Un problema cuya solución no pasa por un cambio de vestimenta para las mujeres, sino por un hacer reset en las conciencias que aún ven en esto material para chiste.

Temas

Publicidad

Comentarios cerrados

Publicidad

Inicio
Compartir