Compartir
Publicidad

Instagram quiere ser también un centro comercial y en Estados Unidos ya pueden comprar desde la app

Instagram quiere ser también un centro comercial y en Estados Unidos ya pueden comprar desde la app
0 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Si hasta ahora Instagram conseguía despertar el deseo por productos que ni siquiera sabíamos que existían, ahora, nos da acceso a su compra sin tener que abandonar la interfaz. La aplicación que nació para compartir fotos de comida da sus primeros pasos como el intermediario con más poder del comercio electrónico.

La actualización que busca cubrir "las compras impulso"

Las pilas, las gominolas y las chocolatinas que están expuestas en las cajas de los supermercados son conocidas entre el personal como "compra de impulso". Estos productos tan atractivos tienen como objetivo captar la atención del cliente y crearle una nueva necesidad. ¿Resultado? En muchas ocasiones (y más si hay niños en la ecuación) el huevo Kinder termina en el carrito de la compra.

Bien, pues algo muy similar es lo que buscan las marcas a través de esta nueva actualización de Instagram. Si actualmente solo con hacer click podemos conocer de qué marca es el pantalón que luce una influencer en su última fotografía, esta actualización nos redireccionará a una nueva interfaz donde podremos ver el producto en detalle, elegir la talla y, por supuesto, comprarlo.

Aunque esta nueva función solo está disponible en Estados Unidos, la idea es que más pronto que tarde termine llegando a Europa como la evolución natural de Instagram Shopping. Hoy, marcas como Adidas, Nike, Dior, Zara o H y M, entre otras han arrancado el día con un nuevo escenario de venta online que les reportará beneficios no solo desde las publicaciones de su perfil, sino también a través de todas aquellas fotografías que etiqueten sus productos.

Al igual que sucede con la publicidad segmentada que nos llega a través de nuestro navegador, en última instancia es el consumidor quien finalmente decide si pasa por caja o no. Por mucho que el objetivo de Instagram y las marcas sea crearnos nuevas necesidades y no tanto recordarnos que necesitamos calcetines nuevos, depende de nuestro autocontrol que terminemos comprando cada detalle de un estilo de vida que cambia cada seis meses.

Temas
Publicidad
Publicidad
Inicio