Compartir
Publicidad

Una adolescente se suicida después de publicar en Instagram una encuesta sobre su muerte

Una adolescente se suicida después de publicar en Instagram una encuesta sobre su muerte
0 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Una encuesta publicada en Instagram anunciaba la siguiente pregunta: "¿Debo morir o no?". Un día después, la usuaria que estaba detrás de la publicación fue encontrada muerta. Lo que acabas de leer, por muy detonante de serie de Netflix que pueda sonar, ha ocurrido en Malasia tal y como informan medios como The Guardian o Malaymail. Lo que ha provocado que el foco se haya vuelto a fijar en el site propiedad de Mark Zuckerberg como ya ocurrió el pasado mes de enero.

“Realmente importante, ayúdame a elegir D / L (Death o Life)”

Fue por un reportaje publicado por la BBC y en el que se informaba de la muerte de Molly Russell. Una británica que había decidido quitarse la vida cuando solo contaba con 14 años de edad. El suicidio de la adolescente, ocurrido en 2017, encontró un detonante en Instagram. O, al menos, así lo denunció Ian Russell, padre de la joven, cuando investigó las publicaciones de su hija en el perfil que tenía en la plataforma propiedad de Facebook: "Parte de ese contenido es impactante, ya que fomenta la autolesión, relaciona la autolesión con el suicidio y no tengo dudas de que Instagram ayudó a matar a mi hija".

El caso de Molly, muy sonado en Reino Unido, originó un debate en torno a Instagram que provocó la reunión entre Adam Mosseri, jefe del site, y el secretario de Salud del gobierno británico Matt Hancock. La polémica que envolvía a la red social se incrementaba y sus dirigentes quisieron atajar el problema. Para ello, prometieron aplicar pantallas de sensibilidad a todo el contenido revisado y que contuviera recortes. Sin embargo, el propio Mosseri admitió que no podrían eliminar todas las publicaciones relacionadas con el suicido debido a sus propias políticas que "permiten que las personas compartan que tienen dificultades incluso si ese contenido ya no aparece en las búsquedas, hashtags o recomendaciones de cuenta".

Dos años después de la muerte de Molly y apenas cinco meses transcurridos desde las declaraciones provenientes desde el propio site, otro suicidio vuelve a situar Instagram como telón de fondo. En esta ocasión, tal y como informan desde The Guardian y Malaymail, una adolescente malaya de 16 años se habría quitado la vida tras publicar una encuesta donde preguntaba si debía morir o no: “Realmente importante, ayúdame a elegir D / L (death / muerte)”.

El mencionado medio local Malaymail, ha informado que las autoridades locales del estado de Sarawak en Malasia no han querido revelar la identidad de la adolescente, pero sí que su cuerpo fue encontrado unas cinco horas después de la publicación en Instagram. Según informa The Guardian, los datos arrojados por la encuesta reflejaron que el 69% de los usuarios habían votado a favor de que la joven se quitara la vida.

suicidios

Aunque Instagram bloquea algunas de estas publicaciones relacionadas con autolesiones, el debate se reabre tras el supuesto suicidio de la adolescente de Malasia. Mientras el propio Ministro de Juventud y Deportes del país ha declarado que "es un asunto nacional que debe tomarse en serio", un abogado radicado en el país malayo ha sugerido que ese 69% de usuarios que votaron a favor de la muerte podrían ser culpables de incitar al suicidio: "¿El aliento de esos cibernautas influyó realmente en su decisión de quitarse la vida? Dado que el intento de suicidio es una ofensa en este país, se deduce que incitar al intento de suicidio también puede serlo", dijo Ramkarpal Singh, quien también ejerce de diputado.

Vía | The Guardian

Temas
Publicidad
Publicidad
Inicio