Compartir
Publicidad

La lucha de Final Cut contra Sony Vegas y Adobe Premiere por ser el editor de vídeos de los grandes creadores de Youtube

La lucha de Final Cut contra Sony Vegas y Adobe Premiere por ser el editor de vídeos de los grandes creadores de Youtube
9 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Final Cut Pro X lucha contra Adobe Premiere, Sony Vegas y otras alternativas por ser el editor de vídeo elegido por una nueva generación de creadores de contenido. Una competición de por sí lógica si sólo tenemos en cuenta el número de creadores que están en Youtube. Si sumamos otras plataformas como Vimeo o sectores profesionales cobra más sentido aún.

¿Cuales son las armas de Final Cut Pro X? ¿Realmente es una opción frente al popular y potente Adobe Premiere, usado por millones de creadores, u otras alternativas como Sony Vegas y DaVinci Resolve? Lo vemos.

Final Cut Pro X, el editor de vídeo no lineal para los próximos años

Final Cut Pro

Final Cut Pro X se lanzó el 21 de junio de 2011. Un polémica renovación por los cambios que supuso frente a Final Cut 7, aplicación que había logrado convertirse en la herramienta por defecto en la industria del cine.

Apple reescribió desde cero su famoso editor de vídeo profesional, una decisión arriesgada que no gustó al sector audiovisual en sus inicios

Con la reescritura desde cero de la aplicación, para no arrastrar limitaciones de un viejo desarrollo, las críticas durante los primeros meses fueron muy duras. Un editor que apuntaba al mercado profesional no podía tener carencias importantes como el soporte para edición multicámara, XML, etc. Características imprescindibles para el día a día de muchos editores de vídeo.

Consecuencia, muchos usuarios migraron a Adobe Premiere que mejoraba a pasos agigantados y que además supo atacar muy bien en esos meses iniciales. Pero Apple estaba convencida de que el futuro de los editores de vídeo no lineales sería ese.

Así, Final Cut Pro X fue avanzando y tras llegar a su actual versión 10.4.1 ya podemos considerarlo todo un editor de vídeo maduro lleno de interesantes funciones. La cuales no sólo permiten realizar vídeos para subir a Youtube, también películas de Hollywood que luego vemos y disfrutamos en el cine. Y todo eso hace que muchos nos planteemos si merece la pena dar el salto o no.

Las armas de Final Cut

Puestos en situación, ¿cuáles son las armas actuales con las que Apple y su Final Cut intentan convencer a los editores de vídeo? Vamos a verlas.

La primera es que podemos descargar y probar sin ningún tipo de limitación y completamente gratis una versión de prueba de treinta días. Adobe también ofrece esta versión pero el simple detalle de tener que crear cuenta para su instalación puede llegar a molestar un poco.

La segunda es el propio diseño de su interfaz de usuario. Aunque todos los editores de vídeo considero que comparten un mismo esqueleto y base de funcionamiento, lo cierto es que la primera impresión que generan las interfaces de aplicaciones como Premiere o Sony Vegas son mucho más desconcertante para el usuario que la de Final Cut.

Una interfaz sencilla y adaptable más un buen rendimiento y nivel de optimización son las principales armas de Final Cut

Algo que también se puede ver como una desventaja, porque para muchos Final Cut sigue siendo un iMovie vitaminado (iMovie es la aplicación de edición de vídeo que Apple ofrece gratuitamente con sus Mac a usuarios de todos los niveles). Pero creedme, no es así.

Interfaz Simple Final Cut
Interfaz Avanzada Final Cut Arriba la interfaz más limpia de Final Cut, abajo la avanzada para un control total de la edición

La interfaz de Final Cut se adapta muy bien a las necesidades de cada editor. Y eso es importante ya que puede ser muy amigable para el novato y lleno de posibilidades para el más avanzado. Recordad que muchas producciones de Hollywood ya se han montado con Final Cut Pro X.

Para acabar con las armas más destacadas, Final Cut ofrece un gran rendimiento y optimización, especialmente con los últimos Mac. Esto comparado con Premiere significa que los tiempos de render y exportación son menores en la aplicación de Apple. Por tanto, al ganar velocidad somos más productivos, podemos hacer más o tener más tiempo para otras tareas.

Timeline Magnetico Final Cut

Luego hay una gran cantidad de pequeños detalles que van sumando puntos para hacer de Final Cut un editor muy atractivo:

  • Interfaz adaptable y opción de personalizar espacios según el proceso de creación (edición, corrección de color, exportación…)
  • Línea de tiempo magnética. Una característica que puede chocar al principio pero una vez la introduces en tu flujo de trabajo es todo un acierto que acelera mucho la edición
  • Gestión de clips según roles para una mejor organización
  • Conjunto de herramientas mejoradas para aspectos tan importantes como la corrección de color
  • Soporte de plugins de terceros con un amplio catálogo para facilitar la creación de contenido como títulos, transiciones, efectos, etc.
  • Posibilidad de comenzar una edición en iMovie para iOS e importar el proyecto a Final Cut directamente para rematarlo
  • Soporte de archivos .PSD. Esto es importante y no todos lo conocen, puedes generar gráficas por capas en Adobe Photoshop y luego importar las capas que necesites
  • Soporte ProRes (ahora también ProRes Raw) así como otros codecs profesionales usados por una gran variedad de cámaras de vídeo de todo tipo
  • Soporte para la creación de contenido 360
  • Soporte para la inclusión o generación de subtítulos desde cero
  • Desde su lanzamiento hasta ahora, todas las actualizaciones han sido gratuitas. Su precio de 329,99€ es muy competitivo frente a modelos de suscripción

Si a todo esto sumamos el descuento por educación que ofrecen, con el que no sólo te llevas Final Cut a un mejor precio sino también el resto de apps como Motion, Compressor, Logic, etc., el editor de vídeo profesional de Apple pinta muy bien.

Final Cut frente a la competencia

Final Cut Vs Adobe Premiere

Hasta aquí todo correcto, Final Cut parece una buena opción pero ¿es así realmente? Vamos a colocar Final Cut frente a su competencia directa : Adobe Premiere, Sony Vegas y DaVinci Resolve. Analizamos detalles concretos y de paso metemos en la ecuación tantos los posibles flujos de trabajo como otros condicionantes para ver si nos interesa o no.

Final Cut Pro X ha venido ya 2,5 millones de unidades y desde entonces todas las actualizaciones han sido gratuitas

Lo primero a tener en cuenta es que para usar Final Cut necesitamos un Mac. Con 2,5 millones de unidades vendidas y tomando como precio el inicial de 299$, Apple ha ingresado un total de 747 millones de dólares con Final Cut Pro X desde su lanzamiento en 2011.

Esta es una cifra alta pero irrisoria para la compañía que sólo durante el primer trimestre fiscal de 2018 ingresó 88.300 millones de dólares. Por tanto, si tenemos en cuenta que los 747 millones se ingresaron durante siete años vemos que el negocio como tal no es importante para Apple. Luego, ¿qué interés tiene para Apple seguir apostando por el desarrollo de Final Cut?

Apple Y Los Creativos

Pues bien, Apple siempre ha estado muy ligada al mundo de los profesionales creativos. Así que mantener herramientas propias de calidad es algo importante para seguir vendiendo los Mac.

Para Apple el negocio no está tanto en vender licencias de Final Cut sino en atraer usuarios a su plataforma y vender Mac

Final Cut sólo funciona en macOS. Así que el usuario se ve obligado comprar un Mac para usarlo. Estos equipos no son en los últimos años especialmente económicos. Menos aún si quieres un equipo potente como podría ser el MacBook Pro de 15 pulgadas con gráfica dedicada, un iMac 5K o el reciente iMac Pro.

Además, Final Cut también se puede ver como un caballo de Troya.

  • Te gusta, te interesas y decides comprar un Mac. ¿Resultado? Apple ingresa dinero
  • Te gusta la experiencia y empiezas a usar otros servicios como la Mac App Store, iCloud o incluso Apple Music. . ¿Resultado? Más ingresos para Apple
  • Sigues disfrutando de la experiencia, te interesa el resto de productos, te compras un iPhone, un iPad, un Apple TV… ya estás dentro del ecosistema. ¿Resultado? Más ingresos para Apple

¿Final Cut sí o no?

La respuesta a esta pregunta la tiene cada creador. Porque hay muchos factores que pueden declinar la balanza hacia un lado u otro. De todos modos, imaginemos dos situaciones. Una en la que ya tenemos un Mac y en otra en la que no.

Tengo Mac

Si ya tienes un Mac la ventaja principal de Final Cut frente a Premiere es que el rendimiento general es superior. También la curva de aprendizaje resulta más sencilla aunque de Premiere vamos a poder encontrar multitud de material donde nos explican cómo usarlo, trucos, consejos, etc. De Final Cut también pero no tanto.

Esa "falta" de tutoriales y la mayor presencia de Premiere suele provocar que muchos apuesten por él pensando que es la mejor opción. Ya sabéis, si lo usa la mayoría será que es lo mejor. Pues no tiene por qué ser así.

Otra ventaja de Final Cut es su precio. Para acceder a Adobe Premiere ya no pagamos una licencia como hace años o como ocurre con el editor de Apple. Ahora tenemos un sistema de suscripción, pagamos cada mes para poder usar las aplicaciones de Adobe. 60,49 euros si queremos el paquete completo Creative Cloud (Photoshop, After Effects, Premiere, Indesign,...) o bien 24,19 euros para una aplicación única, en este caso sólo por Adobe Premiere.

Creative Cloud

Haciendo cuentas rápidamente, Final Cut te cuesta 329,99 euros. Un único pago y actualizaciones gratuitas. Adobe Premiere sólo serían 290,28 euros al año y 725 euros en el caso de la suscripción con acceso a todas las aplicaciones. La diferencia de gasto en software es importante.

Si ya tienes un Mac la inversión de Final Cut comparada con Premiere es mucho menor

Por ejemplo, yo pagué por Final Cut 299 euros nada más lanzarse en 2011. Adobe introdujo el sistema por suscripción en 2012, si hubiese pagado por Premiere sólo desde entonces hasta ahora llevaría gastado unos 2030 euros. Si hubiese optado por la Creative Cloud completa el total sería de 5075 euros. Con ese ahorro he podido comprar un Mac Pro, cámara, lentes y algunos accesorios más para mi equipo de grabación.

Por tanto, aquí hay que valorar mucho los flujos de trabajo de cada usuario, si necesitas otras aplicaciones como Photoshop, Lightroom, After Effects, etc. o actualizar tu equipo tanto de edición como grabación.

Rendimiento Fcpx

Respecto al trabajo conjunto con otras de las apps de Apple, si bien es cierto que con Motion se pueden generar efectos, transiciones, títulos, etc. para Final Cut (algo muy interesante) el no tener una integración como la existente entre Premiere y After Effects o resto de apps de Adobe es algo que Apple debería solucionar en algún momento.

No Tengo Mac

Si no tienes un Mac entonces lo primero que tienes que hacer es ver cuánto te costaría comprar el modelo que necesitas. Si calculas que gastar una media de 2500 euros, según sea uno de los últimos MacBook Pro de 15" con gráfica dedicada o alguno de los iMac 5K, más el precio de Final Cut te compensa, adelante. Si no es así y además quieres apostar por Premiere puede que sea más interesante tener un buen PC.

Portátiles como los XPS de Dell, el Xiaomi Mi Notebook Pro o PC de sobremesa con gráficas Nvidia no sólo tienen precios muy competitivos sino que cuentan con soporte CUDA que hace que las aplicaciones de Adobe rindan más.

Piénsalo bien. Por supuesto puedes comprar un Mac y usar Premiere, muchos lo hacen, pero si haces cuentas y ves que Windows 10 rinde bien tal vez te interese más esta idea.

Si no tienes un Mac al precio de Final Cut tendrás que sumar el del ordenador. Y si vas a usar Premiere igual es mejor idea apostar por ordenadores PC con Windows

Así que todo se puede resumir en ¿cuánta pasta tienes? Si tienes que amortizar al máximo cada euro invertido puede que un Mac y Final Cut sea tan interesante como apostar por un PC con Premiere. Mac y Premiere igual es menos rentable. Aunque luego la capacidad de sacar trabajos de forma más rápida y eficiente también puede marcar la rentabilidad a pesar de tener que hacer un gasto mayor.

La importancia del editor de vídeo en el proceso de creación

¿Ya sabes por qué editor de vídeos apostar? Si no es así te cuento lo último. Para crear un buen vídeo lo esencial y primero que necesitamos es una buena idea. Luego todo el material de grabación, que dependerá tanto de los presupuestos que manejemos como las necesidades. Y para finalizar una edición que marque diferencias.

La edición marca diferencias a la hora de realizar un vídeo

Encontrar esa gran idea o conseguir el material de grabación adecuado como cámaras, iluminación, etc. es algo complicado que dependerá de muchos factores. Pero dar con el editor ideal para tus vídeos es algo más sencillo ya que la oferta real de aplicaciones top se limita prácticamente a cinco soluciones.

  • Avid, editor que está muy metido en la industria de la televisión y cine. Por lo que podemos casi dejarla a un lado.
  • Sony Vegas, interesante y atractiva por el rendimiento y buen soporte que dan especialmente con el material que generan las cámaras Sony
  • Adobe Premiere, todo un estándar y muy popular por su potencia y soporte para equipos Mac y PC Windows
  • Final Cut Pro X, altamente utilizada por usuarios de Mac por rendimiento, optimización y flujo de trabajo que ofrece
  • DaVinci Resolve, posiblemente uno de los grandes desconocidos para muchos

Con todo lo visto y dejando atrás Avid por ese enfoque más destinado a profesionales de la televisión y cine; y a Sony Vegas por una menor popularidad y opciones para aprender de forma autodidacta, si tenéis que elegir que sea entre Final Cut, Adobe Premiere y DaVinci Resolve.

A Premiere lo avala toda la experiencia de Adobe y el resto del conjunto de aplicaciones creativas, con las cuales hay una gran integración y se mejoran mucho los flujos de trabajo si las usas. A Final Cut le precede una mejora constante y una gran optimización y rendimiento en los Mac. No obstante no perdería de vista a DaVinci Resolve.

Elegir qué editor de vídeo debe hacerse buscando la herramienta perfecta para cada uno, la que te permite trabajar más cómodo y rápidamente, y no la que está de moda entre el resto de creadores

Davinci Resolve

La aplicación de Blackmagic Design es especialmente atractiva porque hasta hace un par de actualizaciones era básicamente un estándar en la corrección de color. A partir de las últimas versiones el salto como editor no lineal ha sido brutal, las herramientas de corrección de color son geniales, se ha introducido un editor de audio y en la futura versión 15 también integración con Fusion. Aunque lo mejor de todo es que existe una versión gratuita que para la mayoría de creadores es más que suficiente.

Luego la versión DaVinci Resolve Studio sí es de pago, elimina limitaciones como poder exportar contenido a resolución 4K y tampoco su precio se dispara mucho (licencia con un único pago).

Pero si no quieres liarte mucho entonces la gran batalla está entre Premiere y Final Cut. Yo me mojo, yo apuesto por Final Cut. ¿Y tú, con qué aplicación realizas tu contenido? ¿Darás el salto a Final Cut? Si tenéis dudas aprovechad los comentarios y las comentamos.

Temas
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos