Compartir
Publicidad

Calma, pueblo. La nueva ley de copyright no pretende acabar con los memes y los gifs de Twitter

Calma, pueblo. La nueva ley de copyright no pretende acabar con los memes y los gifs de Twitter
0 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Ayer el Parlamento Europeo nos daba la peor noticia que los usuarios habituales de internet podíamos escuchar: la nueva ley de copyright era aprobada por unanimidad y la creación y el consumo digital tal y como los conocemos pasaban a estar en riesgo. Sin embargo, aunque en materia de derechos de autor la reforma no tiene buena pinta, la web del Parlamento confirma que los memes estarán a salvo.

El "uso paródico" legitima la producción y el uso de los memes

Según la sección de preguntas frecuentes del Parlamento Europeo, la reforma legislativa no contempla limitar la creación de contenido paródico o humorístico. De tal forma que defienden y "protegen la libertad de subir y compartir contenido con intención de citar, criticar, caricaturizar, parodiar o imitar." Y aclaran: "Obviamente, esto garantizará que los memes y los GIF sigan estando disponibles"

Esta actualización del texto publicado en septiembre pertenece al pasado mes de febrero cuando se matizaron las partes más polémicas del texto votado ayer. Por lo tanto, todos aquellos temores en torno a los cambios que podrían sufrir nuestros códigos de comunicación en internet están a salvo. Podremos seguir creando memes a partir de una foto de Getty o una escena de 'Sex Education' o Mary Kondo. Netflix no nos demandará.

Sin embargo, en redes son muchos los usuarios que todavía creen que los memes están en peligro y las ideas de bombero para crear símiles en Twitter van desde utilizar imágenes cristianas hasta invertir tiempo en lo realmente importante:** atacar al art.13 con memes sobre el propio art.13.**

Entonces ¿qué contenido debe preocuparnos?

El contenido más vulnerable de cara al nuevo texto siguen siendo los vídeos de YouTube. La reforma europea pide que las plataformas como Google News o YouTube establezcan filtros para bloquear todo contenido que contenga material con derechos de autor. Es decir, si Jaime Altozano hace un vídeo analizando la banda sonora de 'La La Land' YouTube tendría que bloquear la subida del mismo ya que contiene derechos de Warner Bross o establecer una fórmula para que la distribuidora reciba la cantidad de dinero que le corresponde por el vídeo.

Pero ¿qué sentido tiene esta nueva normativa si YouTube ya desmonetiza los vídeos que contienen imágenes o fragmentos sonoros con derechos de autor? La respuesta por parte de Europa recuerda a más a un ajuste de cuentas con las grandes empresas de internet que a una protección por el contenido digital: "La propuesta de directiva tiene por objeto obligar a los gigantes de internet (como YouTube) y los agregadores de noticias (como GoogleNews) a pagar a los creadores de contenidos (artistas, músicos, actores, medios de comunicación y sus periodistas) lo que deben", podemos leer en las FAQ del texto.

En grandes rasgos el texto dice que su máxima es proteger el contenido de los artistas y creadores pero, teniendo en cuenta que la mayor parte del contenido de los creadores emergentes contiene un porcentaje de imágenes con derechos de autor (crítica musical, divulgación, análisis fílmico, etc) no terminamos de ver en qué parte del texto sale victorioso el creador emergente. Parece más una fórmula diseñada para que las discográficas y las majors moneticen en exclusiva todo el contenido que se sube sobre ellas diariamente.

En cualquier caso, no olvidemos que este texto tan solo representa una primera declaración de intenciones que tendrá que pasar el filtro de cada uno de los países miembro. España tendrá un máximo de dos años para decidir que aspectos de la nueva legislación de copyright serán de obligado cumplimiento en nuestro territorio y cuáles envía a la papelera de reciclaje.

Temas
Publicidad
Publicidad
Inicio