Compartir
Publicidad

Wismichu cuenta todo sobre 'Bocadillo': “Estoy muy contento. Ha salido todo mejor de lo que esperaba”

Wismichu cuenta todo sobre 'Bocadillo': “Estoy muy contento. Ha salido todo mejor de lo que esperaba”
0 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Después de darle una entrevista a Broncano de la que él mismo no se siente orgulloso, Wismichu ha subido un vídeo a su canal donde domina no solo el medio y el mensaje, sino también el tempo y el ritmo de los gags.

"Queríamos demostrar que la gente se cree todo lo que lee en internet"

Tal y como contábamos en otro artículo esta mañana, el cineasta Carlo Padial es quien está detrás del proyecto cuya cara visible es Prego. El documental que tienen entre manos tenía como objetivo despertar la conciencia crítica de los usuarios de internet ya que según ellos a pesar de vivir en la era de la información estamos más desinformados que nunca.

Y, en cierto modo, razón no les falta. A lo largo de los días se han dicho muchas cosas sobre el proyecto. Mientras le llovían como panes desde la crítica más conservadora, el youtuber también perdía suscriptores en Youtube y era tachado de "fraude" por diferentes avatares en Twitter.

Sin embargo, tan solo unas horas después, cuando Wismichu subía la película con una foto sobre el mito de la caverna de Platón la historia empezó a cambiar. Los que la noche anterior le llamaban fraude ahora se deshacían en halagos que iban desde "puto amo" hasta "crack" o "visionario". Pero esto no es nada nuevo. Opinar es gratis y todos los días vemos a usuarios prender fuego a titulares sin ni siquiera haber leído los artículos que presiden.

"Actualmente en el mundo valen más los números que el talento"

Wismichu explica a sus seguidores el efecto que ha tenido en medios de comunicación e industria del cine el anuncio de su película: medios que nunca se habían interesado en entrevistarle, de repente le llamaban y se sorprendían a un nivel "Oh my God o LOL" ante su nueva faceta como realizador.

Pero eso no es todo. Wismichu cuenta que gracias al número de personas a las que llega en Youtube, diferentes distribuidoras les ofrecieron jugosas cantidades de dinero por hacerse con parte de los derechos para mover la película sin tan siquiera haber visto el trailer. Es decir, simplemente cegados por los casi 8 millones de suscriptores a los que llega, iban a saco con su proyecto.

Y este es precisamente el objetivo principal de la película real: criticar desde la evidencia más abrupta cómo los maletines de billetes persiguen caras con millones de seguidores y no tanto el talento emergente. Porque sí. En Youtube, Twitter e Instagram hay talento. Mucho, de hecho. Pero ese talento, al igual que sucede en otros ámbitos, no siempre está directamente relacionado con la audiencia. Si no por esa regla de tres que pondera la cantidad por encima de la calidad, los moderadores de Forocoches deberían escribir el BOE y Javier Cárdenas presidir RTVE.

Temas
Publicidad
Publicidad
Inicio