Compartir
Publicidad

YouTube aprueba un canal homófobo: "Las opiniones pueden ser ofensivas, pero no violan nuestras políticas"

YouTube aprueba un canal homófobo: "Las opiniones pueden ser ofensivas, pero no violan nuestras políticas"
2 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Cuando en la redacción de WATmag nos hemos encontrado el siguiente hilo de Twitter y hemos indagado en la historia que había detrás, lo primero que hemos comentado ha sido a) ni un día sin cagada de YouTube b) deberíamos hacer una sección fija al respecto. Porque sí, la plataforma de vídeos propiedad de Google, en un nuevo ejemplo de "estos son mis principios y, si no te gustan, tengo otros", vuelve a alejarse ya no solo de los videocreadores que le surten de contenido, sino del espectador que tenga un mínimo de moral. Si ayer os contábamos que su agujero de gusano pedófilo seguía reproduciéndose, hoy hablamos de cómo la homofobia "no viola las políticas" del site.

"Si eres un creador LGBT, YouTube te está usando"

Carlos Maza es periodista de Vox (un spin-off del más conocido The Verge) y presentador. Pero también es latino y homosexual, las condiciones a las que un youtuber, Steven Crowder, ha estado aferrándose para transformarlas en comentarios despectivos de índole homófobo y racista. Dos años de publicaciones peyorativas hacia la figura de Maza que incluso se plasmaron en camisetas con su imagen acompañadas de la palabra Fag (marica).

Cansado de esta campaña de acoso y cultura del odio, Carlos Maza publicó la semana pasada un largo hilo de denuncia en el que incluyó un clip recopilatorio con algunos ejemplos de comentarios homófobos y racistas. Sin embargo, el giro llegaba con un tuit en concreto en el que afirmaba no estar enfadado con Crowder ("siempre habrá monstruos en el mundo"), sino con YouTube, a quien acusaba de "apoyar a creadores LGBT" o "tener políticas explícitas contra el acoso" y, sin embargo, no hacer nada contra Steven Crowder por tener "3 millones de suscriptores" en la plataforma.

Tras una semana, YouTube ha contestado a Carlos Maza a través de otro hilo de Twitter. Cuatro publicaciones en las que el site admite el acoso de Crowder, pero niega que esté violando sus políticas y aboga por una especie de libertad de expresión.

"Nuestros equipos pasaron los últimos días realizando una revisión en profundidad de los videos marcados para nosotros, y aunque encontramos un lenguaje que fue claramente doloroso, los vídeos tal como están publicados no violan nuestras políticas".

"Como plataforma abierta, es crucial para nosotros permitir que todos, desde creadores a periodistas hasta anfitriones de televisión nocturnos, expresen sus opiniones con el alcance de nuestras políticas. Las opiniones pueden ser profundamente ofensivas, pero si no violan nuestras políticas, el estilo permanecerá en nuestro sitio".

Según informan desde The Verge, la contestación oficial de YouTube se ha limitado a su publicación vía Twitter. Una respuesta que ha incentivado el cabreo de Carlos Maza y, por ende, su plasmación en el correspondiente hilo con el que iniciábamos este artículo. En él, el periodista destapa las vergüenzas de YouTube. Porque además de estirar los límites de sus políticas de uso y el discurso anti-odio que siempre han abanderado, Maza les acusa de ser "una plataforma para monstruos disfrazada como un aliado para las personas LGBT a las que apuntan". Y corona su speech tuitero con la imagen que ahora mismo luce en la cuenta de YouTube Creators.

Temas
Publicidad
Publicidad
Inicio