Compartir
Publicidad

Terapia a través del unboxing: La máxima representación en YouTube del posmodernismo

Terapia a través del unboxing: La máxima representación en YouTube del posmodernismo
0 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Imploramos a tu "yo" infantil. Al niño que se despertaba a las 8 de la mañana de cada 6 de enero (aunque fuera festivo) para ir corriendo al árbol de navidad y abrir toda esa ristra de regalos. Ese espíritu es el que necesitamos que tengas para seguir este viaje por una de las tendencias más representativas del posmodernismo digital. Porque ya hay algo que nos gusta casi tanto como abrir nuestros propios regalos o desembalar la última compra que hemos hecho en Amazon y que casi no recuerdas (porque, reconócelo, somos adictos a esto). Ahora somos más de tirarnos horas viendo cómo lo hacen otros desconocidos. Bienvenidos al unboxing.

Orígenes y razón de ser del unboxing

Podríamos comenzar con la prehistoria y situarnos en un artículo publicado en el año 2004 en Endgadget. Peter Rojas editaba un texto bajo el título 'Unpacking the Nintendo DS' y trataba sobre la apertura de una caja de la Nintendo DS. Pasada la Edad de Piedra y llegados a la de los Metales, el término unboxing aparecía por primera vez en 2005 y también en Endgaget. El titular 'Unpacking the Xbox 360; hot unboxing action' definía a esta acción como algo "caliente" y fue la pequeña semilla que posteriormente germinaría a lo bestia.

Saltamos unos cuantos siglos digitales (pero sólo dos años naturales) para situarnos en el 2006. El término unboxing ha ido danzando por Internet (Flickr mediante) y acaba convirtiéndose en un vídeo publicado por Unboxing, un blog de alta tecnología que se ha ido especializando en el desempaquetado de dispositivos. Es 12 de junio de 2006 y aunque parece el final de un camino que comenzó en 2004 gracias a Endgadget, es tan sólo la Edad Media de algo que prendió en tendencia y temática audiovisual.

El desembalaje de un arcaico Nokia E61 fue el primer vídeo de unboxing publicado en YouTube. Y sí. Por si te lo has estado preguntando todo el rato, estamos hablando de la práctica de grabarse mientras sacas un producto de su caja original para ir mostrando a los espectadores su contenido. Un formato definitivo a modo de reseña que ha trascendido de dispositivos tecnológicos para copar todo tipo de compras, desde juguetes a cosméticos pasando por TODO.

Unbox therapy, el creador que convirtió el abrir cajas en un modelo de negocio

Ya en 2018, los vídeos de unboxing son toda una temática con vida propia dentro de YouTube. Desde bloggers de belleza a canales dedicados a los más pequeños, las publicaciones basadas en el desempaquetamiento de productos suelen ser tendencia diaria en la plataforma. Según datos del propio Google, entre 2014 y 2015 las reproducciones a vídeos de unboxing aumentaron un 57%. Por pura lógica, las publicaciones con esta temática se duplicaron en ese mismo periodo.

Durante el último lustro hemos sido testigos del nacimiento de un nuevo tipo de negocio que también funcionaba como formato de publicidad. Creadores especializados en esta temática que han hecho carrera de ello. Como Unbox Therapy.

Lewis Hilsenteger, canadiense de 33 años, decidió poner algo más de su personalidad en los vídeos que publicaba en el canal YouTube que había abierto un poco por inercia en 2010. Experto en tecnología, vislumbró una vía creativa en el hecho de grabar sus reacciones mientras sacaba sus compras de las cajas. Ocho años después, Unbox Therapy es un perfil con casi 13 millones de suscriptores y un modelo de negocio.

La ayuda psicológica que hay detrás de ver a un tipo abriendo sus compras

Con Unbox Therapy como paradigma, hay decenas de casos de éxito en el terreno del Unboxing. Delante o detrás de la cámara, pero casi siempre con la ayuda de unas manos, el desempaquetado de productos ha pasado de las nuevas tecnologías hasta elementos tan primarios como la compra que haces en el supermercado.

El unboxing es una corriente tan universal que lo mismo alcanza a FunToyzCollector, un canal Youtube con 380 millones de reproducciones mensuales y dedicado a sacar juguetes de cajas, que a Encarna, quien muestra las compras que hace en Mercadona a sus 14 mil suscripciones.

Pero detrás de este boom hay un "no sé qué" difícil de encorsetar. Un componente emocional que emparenta con ese niño que no podía dormir la noche de Reyes y que ahora convertido en adulto lo goza por igual viendo a un tipo de Arkansas abriendo la caja que contiene su iPhone. La empatia del espectador convertida en una estrategia de publicidad sin parangón.

Los vídeos de Unboxing consiguen que el espectador fije toda su atención en el objeto que se muestra. Paralelamente, los sentimientos que el youtuber está transmitiendo son absorbidos por un espectador que puede llegar a sentir lo mismo, ya que hay partes del cerebro humano vinculadas a las emociones que se activan por igual aunque tú no seas quien experimente esa felicidad en primera persona.

Ahora ya sabes porque sufriste tanto con el final de 'Seven', ¿verdad?

Temas
Publicidad
Publicidad
Inicio