Compartir
Publicidad

Esto es todo lo que he aprendido sobre Interstellar gracias al conocimiento de Youtube

Esto es todo lo que he aprendido sobre Interstellar gracias al conocimiento de Youtube
0 Comentarios
Publicidad
Publicidad

'Interstellar' de Cristopher Nolan es una de esas películas que buscan hacer sentir especial al espectador. Aunque en realidad no te hayas enterado de la mitad de la trama, la espectacularidad de las escenas y las cuestiones que plantea te hacen sentir inteligente solo por invertir tu tiempo en verla. De hecho, gracias a la sabiduría youtuberil aplicada al film de Nolan, hoy soy una persona más sabia en el ámbito de la música y la física.

He aprendido la diferencia entre un muro de silencio y otro de sonido

Jaime Altozano analiza la BSO que Hans Zimmer compuso para la peli de Nolan. Además de hablar de la relación que existe entre los personajes y los temas instrumentales, Altozano introduce dos conceptos que, al menos, para mí han resultado muy interesantes: el muro de sonido y el muro de silencio.

En los momentos de máxima tensión de la película la banda sonora utiliza estos dos recursos. "El muro de sonido es un efecto musical formado por capas y capas de sonido con las mismas notas y acordes que produce una sensación de apelmazamiento al escucharlo". Para entender mejor el concepto, Altozano pone como ejemplo la canción 'I will wait' de Munford and Sons.

Así, el tema del dilema de Cooper (parte de la BSO que suena cuando se expone la dicotomía héroe-padre que vive el protagonista) se representa como un muro de sonido en los máximos momentos de tensión. Escuchamos el muro de sonido cuando Cooper atraviesa el agujero negro o ve una ola gigante en uno de los planetas que exploran en la nueva galaxia. Por el contrario, el muro del silencio se utiliza en los momentos en los que aparece la oscuridad del espacio, la nada.

El órgano eleva a Mathew McConaughey a la categoría de Dios

Según cuenta Altozano en su vídeo, Cristopher Nolan le pidió a Zimmer que utilizase el órgano para poder representar musicalmente la paradoja a la que se enfrenta la película: ¿Cómo consigue Cooper enviar los datos necesarios que obtiene al adentrarse en el agujero negro si, precisamente, se supone que no puede salir del agujero negro?

En este punto de la trama es donde entran en juego los seres de la quinta dimensión que sacan a Cooper de Gargantúa para poder enviarle los datos de la ecuación a su hija Murph. Pero y ¿quién sacó del agujero negro a los seres de la quinta dimensión? ¿Quién originó el movimiento? ¿Quién ha resuelto la paradoja de la causa incausada?

La religión siempre ha respondido a esta paradoja de forma contundente: el movimiento inicial de todo lo originó Dios. En 'Interstellar', a priori, podríamos pensar que los seres de la quinta dimensión representan a Dios, pero Altozano plantea que Dios es el propio ser humano y que son los seres humanos desde otra dimensión los que salvan a Cooper para que envíe la información necesaria y salve a la humanidad.

El desfase temporal es físicamente factible

Javier Santaolalla de Date un Voltio dedicó un par de vídeos a explicar qué hay de cierto en la peli de Nolan basándose en el libro 'La ciencia de Interstellar' de Kip Thorne. De hecho, la importancia del científico Kip Thorne en la película es tal que fue productor ejecutivo y consultor científico (no quería que el film violase ninguna ley de la comunidad científica).

Cuando Cooper se embarca en la misión, sus hijos son pequeños y cuando regresa del planeta Miller (uno de los que visita en la nueva galaxia) se da cuenta de que han pasado más de 20 años. Físicamente esto es creíble: en palabras de Santaolalla "todos los viajes entre planetas son factibles siempre que exista una implicación de asistencias gravitatorias de agujeros negros con masa intermedia o estrellas de neutrones".

Sin embargo, el drama viene cuando Cooper y compañía visitan Miller, uno de los planetas que orbitan alrededor del agujero negro y donde existe una distorsión espacio-tiempo muy fuerte. Es decir, para Cooper y el resto de la expedición que visita Miller el tiempo pasa muy muy despacio, mientras que para el compañero que les espera en el satélite el tiempo pasa a otra velocidad.

Esta parte de la trama es factible si tenemos en cuenta la teoría de la relatividad y entendemos el tiempo como una dimensión más capaz de moldearse según nos movemos por él. Por esta razón, cuando Cooper vuelve a la nave se da cuenta de que la visita a Miller le ha costado 20 años terrestres.

La quinta dimensión y el agujero de gusano son triples de Cristopher Nolan

Los agujeros de gusano son atajos en el espacio tiempo que permiten conectar dos puntos muy lejanos del universo. Y, tal y como cuenta Santaolalla en Date un Voltio, "aunque la relatividad lo permite no hay esperanzas de que algo así exista en la naturaleza, al menos, en dimensiones humanas". Por lo tanto, es creíble la existencia de este fenómeno en la peli, pero muy improbable que suceda en la realidad.

La famosa quinta dimensión de la que hablan a lo largo de la película y a la que Cooper viaja para enviar los datos de la ecuación necesarios para salvar a la humanidad tampoco es imposible, pero sí poco demostrable.

A pesar de que teorías como la de cuerdas aseguran que vivimos en un mundo de más de tres dimensiones, lo planteado en 'Interstellar' cojea un poquito porque "no se ha demostrado que una dimensión así pueda servir para viajar al pasado, como sucede en la película, o para crear agujeros de gusano". Eso sí, de momento, no hay ninguna ley física que lo prohíba.

Temas
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos