Compartir
Publicidad

El regreso musical de Lory Money: de youtuber en prácticas a trapero prostesta

El regreso musical de Lory Money: de youtuber en prácticas a trapero prostesta
0 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Después de haber pasado un 2017 de ensayo-error en el ámbito profesional, el senegalés vuelve a romper todos los esquemas siendo fiel a la esencia que le catapultó a la fama con 'Ola ke Ase'. Porque otra cosa no, pero tanto Dara Día (su nombre de pila) como Lory Money de caerse y levantarse saben un rato.

"Yo empecé el prucés, pa mis niggas Freixenet"

Siguiendo la línea de otros temazos como el que le dedicó hace unos años al pequeño Nicolás, Lory demuestra estar al día de la actualidad política española, además de tener una gran capacidad para caricaturizarla.

Y es que cuando tus aspiraciones vitales dependen de la estabilidad de una patera, no te queda otra opción que mirar a la vida con sarcasmo e ironía. Y eso es precisamente lo que hace Money. ¿Qué la gente está preocupada por el procés? Él se pone una peluca y hace ficción a partir del posible diálogo interno de Carles Puigdemont.

Lory sabe que hacer humor desde la política le funciona mucho mejor que jugar a ser un youtuber de challenges más. Si su 'Relaxing Cup of Cafe' le valió más de 3 millones de visitas, esta visión del "pruces" le mantiene situado en el número 1 de Tendencias en Youtube y a punto de superar el millón de visitas en apenas 48 horas.

La audiencia prefiere oírle cantar que hablar

Después de éxitos como 'Santa Klaus' o 'Ola Ke Ase' que le convirtieron en la estrella de internet que hoy es, Lory amplió sus opciones profesionales y comenzó a hacer otro tipo de contenido más allá de lo meramente musical.

Si a Logan Paul le iba bien ¿por qué no terminaba de funcionarle a Lory el mundo del vlog? Precisamente porque ya había demostrado ser mucho mejor en otra cosa en la que nadie se diferenciaba tanto como él. Aunque hay un amplio repertorio de músicos que componen canción protesta, ninguno tiene el calado de Lory en Youtube.

No se trata de ser mejor ni peor, sino de conocer muy bien el canal en el que te mueves y el código que utilizas para dirigirte a la audiencia y eso Lory lo controla muy bien. Por esa razón, por muy interesante que resulte conocer cómo era su vida antes de la fama, al final, las cifras demuestran que la gran mayoría de la audiencia prefiere oírle cantar. Sus vídeos como vlogger se mueven por debajo del millón de visitas, mientras que otros como 'Ola Ke Ase' superan los 12 millones.

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Inicio