Compartir
Publicidad

Byte será la sucesora de Vine: 9 razones que demuestran por qué la app de vídeos cortos nunca debió morir

Byte será la sucesora de Vine: 9 razones que demuestran por qué la app de vídeos cortos nunca debió morir
0 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Los creadores digitales que hoy conforman el star-system español han salido principalmente de dos plataformas: YouTube y Vine. Mientras Rubius, Wismichu, Auron Play o Mangel pertenecen a esa primera remesa de youtubers, Anton Lofer, Andrea Compton, Dario EmeHache o María Herrejón empezaron haciendo humor en Vine sin saber que 5 años después podrían dedicarse profesionalmente a ello.

Don Hoffmann, el creador de la difunta app ha anunciado que la herramienta de producción de vídeos volverá durante la primavera de 2019 con el objetivo de ocupar el hueco que le pertenece y que se ganó gracias a cada una de estas razones.

1. Los vídeos de 6 segundos rentabilizaban el tiempo

Vine cambió la forma de consumir contenido y apostó por el humor eficaz, ese que puedes consumir en el metro o en el baño.

2. Descubrimos que Andrea Compton era una dobladora maravillosa

En 6 segundos de vídeo puedes hacer sketches con tus propias imágenes, pero también recurrir a clips de películas o series y lucirte con el doblaje.

3. Con dos pelucas y un pintalabios los creadores se sacaban 8 personajes de la manga

La madre fictica de Antón Lofer nació aquí.

4. Fue el formato que emocionó a los que tenían déficit de atención

Si te costaba seguir un sktech de Los Vengamonjas en YouTube el talento de Vine era la mejor opción para olvidarte de los problemas.

5. Todo era tan rápido que si el chiste era malo ni te enterabas

Era una cuestión de probabilidad. Si subías 12 vídeos a la semana, alguno sin gracia tenía que caer seguro.

6. El plano-contra plano se convirtió en el mejor género de todos

Con la idea de generar contenido y dar salida a las buenas ideas, muchos creadores comenzaron a interpretar a varios personajes diferentes. De tal forma que la mejor manera de representar un diálogo era grabarte desde distintas perspectivas simulando ser cada uno de los personajes del guion.

7. Permitía hacer humor en el baño, el supermercado o en casa de tus padres

Si querías hacer un vídeo reaction de tu abuela sin tener que explicarle de qué iba la mandanga solo tenías que tener el móvil a mano y conseguir que mirase a cámara para construir el resto del relato por tu cuenta.

8. Si tenías un móvil con cámara VGA también podías hacer buenos vídeos

En Vine lo que determinaba el éxito de un vídeo eran las ideas y no la calidad de los vídeos. Si el chiste era bueno, el pixelado importaba menos.

9. Fue una de las mejores escuelas de creadores digitales

Desde David Sainz y los mencionados anteriormente hasta Desahogada o Isaac F.Corrales.

Temas
Publicidad
Publicidad
Inicio