Compartir
Publicidad
Soy youtuber famoso y si quieres entrevistarme tienes que pagar
Negocio

Soy youtuber famoso y si quieres entrevistarme tienes que pagar

Publicidad
Publicidad

El pasado 30 de diciembre de 2017 se desató la polémica a causa de los tweets de Taylor Lorenz, periodista colaboradora con The Daily Beast, Daily Mail y People.

“Me sorprende la cantidad de youtubers que creen que se les debe pagar por conceder entrevistas con los medios de comunicación. Diría que alrededor del 40% de las veces que me acerco a influencers me preguntan por esta compensación. ¿Estáis locos?”

El tweet ha desencadenado 1.200 respuestas con opiniones dispares, sobre todo periodistas que aclamaban que por fin alguien lo dice en alto. Entre las respuestas se encontraban comentarios muy despectivos hacia los youtubers, diciendo que los grandes de verdad no pedían dinero a cambio de las entrevistas, pero que gente que ronda números más bajos como los 200.000 suscriptores son unos "críos arrogantes".

Quitando un ataque tan abierto hacia los youtubers, se abre un debate muy interesante ante nosotros: ¿deben los youtubers exigir una remuneración por la repercusión que puedan dar a un medio o debería ser otra entrevista al uso, como ha sido hasta ahora?

¿Pagar por una entrevista o pagar por un reclamo?

Normalmente los medios daban “exposición” o “visibilidad” al entrevistado a cambio del contenido o la noticia que les pueda dar, pero en tiempos en los que la visibilidad no es una moneda de cambio para personalidades que ya tienen esa exposición, ¿tiene sentido siquiera dichas entrevistas? ¿Y más a creadores que llegan a mover más público que una cadena de televisión? Hablamos con gente del sector para poder dar luz.

Xuri Fenton nos da una visión desde su experiencia nacida en base a la evolución de su canal. Nos explica que en su día concedió entrevistas en diferentes medios, pero a medida que ha desarrollado su propio público vio que las entrevistas no le aportan nada realmente, a parte de darles su tiempo.

Xuri Fenton

“A día de hoy si un medio usa mi marca personal, mi cara, en portada, recibe tráfico por mí, y la publicación recibe ganancias en base a ello. Entiendo que esas ganancias deberían ser compartidas y que ambas partes salgan ganando. A día de hoy puedo proporcionar ese mismo contenido en mi canal, y dárselo a otro medio es mi tiempo y trabajo.”

La medida de la remuneración depende de varios factores. En el caso de Xuri son el tiempo que le dedica a ese medio y no a su propio contenido. Traducido, un día perdido de trabajo.

Ya publicado, depende de si debe promocionarlo en sus redes o no, que es otro paquete de precio, pues sus redes seguramente puedan dar más exposición al medio que el medio le esté dando a ella. Aparte de si la entrevista está patrocinada o no.

Una de las experiencias que tuvo con los medios fue una en particular en la que el mismo medio la llamó para hacer dos veces la misma entrevista en el tramo de un año, sin remuneración. La primera vez que la llamaron asistió a la entrevista, pero la segunda parecía que no se acordaban de que ya había estado ahí.

“En este punto me cuesta creer que siquiera se preparen las entrevistas. Siento que me llaman porque ven mis números y no como creadora de contenido o lo que hago realmente, pues ni siquiera parece que hayan visto algo de mi canal”.

Lo que ha hecho que acabe declinando las entrevistas o solicitando remuneración si se da el caso.

Hay que entender que los medios no son como antes, todo ha cambiado. La revolución de las redes sociales y creadores emergentes han hecho que se posicionen como medios en sí mismos. Lo cual hace que crear ese contenido para tu propio medio compensa más que darlo a otro, aparte de que puede ser malinterpretado.

Laura, que lleva el canal de lifestyle Lptrevijano, nos indica que todo depende del contexto. Ella nunca ha sido remunerada por una entrevista, de hecho ha concedido varias a prensas, video online o para trabajos de estudiantes de universidad, pero se deben tener en cuenta varios factores:

Laura

“No es lo mismo que te contacte un periódico o cadena de TV para una entrevista relacionada con tu trabajo y que accedas de forma gratuita y otra muy distinta dedicar una portada o utilizar tu imagen como reclamo para atraer público. Lo segundo sí debería estar remunerado y lo primero no, en mi opinión”.

Hace una clara diferenciación entre una entrevista al uso a que otro medio use tu imagen como reclamo.

“Al final atraemos un público y nuestro trabajo consiste en vendernos como medio de comunicación, por lo que, si se nos va a utilizar con ese fin, debería cobrarse. Si por el contrario se trata de una conversación que se podría tener con cualquiera que entienda del tema, no [...]. Cuando voy a realizar un trabajo remunerado se tienen en cuenta la repercusión que tengo como medio y las horas invertidas, por supuesto.”

No, la mayoría de los youtubers no cobran por una entrevista

Existe una realidad paralela mucho más predominante y es que la mayoría de los youtubers rara vez cobran por una entrevista en los medios. Muchos nos dicen que si no les convence el contenido de la entrevista, o no tienen tiempo, rechazan dicha entrevista, pero no piden remuneración.

Le preguntamos a varios youtubers, entre ellos Jordi Wild, Alex el capo y Abipower, que nos cuentan:

Jordi

“Nunca he cobrado por una entrevista, no se me ha pasado por la cabeza. Siempre he entendido que el periodismo y las personas que nos dedicamos al entretenimiento vamos cogidos de la mano. Una entrevista sirve para darme a conocer, o para dar a conocer una parte de mí, a un público al que difícilmente llegaría con mi trabajo directo.

Para una entrevista informativa, de cariz periodístico, no veo necesario cobrar, por un lado te está ayudando a promocionarte, y a la vez tú le estás dando contenido y parte de tu fama. Pero cuando lo que se me pide entra más en el terreno del entretenimiento, de la promoción de algo que no soy yo o mío, o se tocan temas no informativos, sino de otro tipo, aquí sí que veo lícito cobrar. Por supuesto, detalles como el tiempo invertido entran en la ecuación, y son cosas que pueden hacer que algo que, en principio, era sin cobrar acabe siendo cobrado, si te quita tiempo para hacer tus propios trabajos. Pero solo en casos un poco extremos.” (Jordi Wild)

Alex

“En mi caso me he negado a hacer entrevistas muchas veces, ya sea por falta de tiempo, ganas, ambas cosas o porque no me gustaba el medio en cuestión. En el caso de hacerla no pediría nunca una compensación económica. No entiendo el motivo para hacerlo. He cobrado por ir a un evento, estar varios días fuera de casa y allí, entre otras cosas, he sido entrevistado.” (Alexelcapo)

Abigail

“Si tengo un rato libre no me importa contestar gratis, si no tengo tiempo no las hago directamente. Otra cosa es que le tuvieras que dar difusión a esa entrevista, entonces ya sería publicidad y ahí no lo vería tan mal. Yo nunca he pedido dinero por una entrevista y si queda guay no me importa compartirla” (Abipower)

Visto esto, parece que el mito de que los youtubers piden dinero hasta por respirar se queda en eso, en un mito. Pero claro, hay que hacer la diferenciación entre ser entrevistado y ser un reclamo, como escribimos arriba.

Dando igual el volumen de su público, una mayoría sí que entiende cómo funciona el periodismo, y si no les convence el medio lo rechazan cortésmente, el ejemplo vivo es que todos accedieron a participar en este reportaje. Porque igual a los medios les cuesta entender que el youtuber es un medio en sí mismo, y decide con cuáles les compensa colaborar y con cuales no, o si les aporta algo realmente.

Outconsumer, Roc, antaño periodista, puede verlo desde ambas partes (y suele tratar el tema de youtubers y periodismo a veces en sus outreflexiones, las cuales os recomiendo):

Roc

“Creo que nadie debería cobrar por una entrevista. Al menos como yo entiendo que debe ser una entrevista. Si el objetivo es enmascarar una acción comercial en el formato de una entrevista, entonces sí. Pero si ese es el caso, entonces ya no estamos haciendo periodismo sino otra cosa. No quiero pecar de ingenuo: poder entrevistar al Rubius, por ejemplo, va más allá de ofrecer una información interesante a tu audiencia. Obviamente poder entrevistar a alguien de gran repercusión que además no accede normalmente a este público en este formato es un gran impulso para un medio y puede suponer beneficios económicos. Así que sí, claro, entrevistar a un Youtuber/Influencer top tiene un valor y es lógico que el entrevistado quiera preservarlo, pero no creo que deba ser cobrando, sino simplemente declinando la oferta. Esta es mi opinión, entiendo el enfoque gremial, pero para mí no tiene sentido aplicar una regla general a todos por igual”

Aparte de hablar con youtubers, contactamos con Divimove, empresa de creación de estrategias de influencer marketing que trabaja con Dulceida, Verdeliss, Celopan, Auronplay o Trandy Taste, entre otros. Sergio Carbajo, Senior Influencer Team Lead para España de Divimove nos explica brevemente cómo llevan ellos el proceso de las entrevistas:

“Se trata más de una negociación sobre los temas a tratar, las preguntas que se van a hacer y el resultado de la entrevista antes de su publicación, que poner un precio a la gestión y al uso del tiempo. En el pasado se han producido sonados desencuentros entre la prensa y los influencers y es a raíz de esos casos, en su mayoría aislados, que a veces hay un filtro previo pero nunca a nivel económico. Cabe resaltar que nuestros influencers nunca nos han pedido una retribución monetaria por dar una entrevista y nosotros como empresa tampoco y descartamos hacerlo en un futuro. Al fin y al cabo lo que se demanda es que haya respeto y transparencia por ambas partes y mientras eso se dé, no tiene por qué haber ningún problema”.

Periodistas vs youtubers, una batalla que no acaba

Ahora bien, ¿entonces por qué se respira un ambiente tan hostil entre los periodistas cuando se habla de youtubers? Hemos podido ver a lo largo de 2017 que el periodismo ha tocado Youtube casi siempre en sus extremos, dando mala prensa a la plataforma. Como puede ser el caso de Logan Paul con el bosque de los suicidios: la prensa se fija en el idiota de millones de visitas que hace una burrada extrema; o el caso de Reset y la galleta de pasta de dientes.

Visto desde fuera por los youtubers, puede dar la sensación de que la prensa no entiende el contexto de la plataforma, que sólo se fija en números, o en noticias que da la oportunidad de mostrar “el lado malo” y extremo, sin ver todo lo demás que convive en la plataforma, con una aplastante mayoría de contenido positivo o neutral.

El ejemplo perfecto es el Rubius y cómo lo ha tratado la prensa tradicional, desde preguntas impertinentes en el Rincón de pensar de Risto Mejide (que dentro de lo que cabe no fue tan mal), hasta aquella desastrosa entrevista que le hicieron en El Mundo.

Acabó por declarar tajante que no concederá más entrevistas:

Alex el capo recuerda: “En aquel momento Rubén dijo lo que muchos pensamos y es que no necesitamos ser entrevistados, esa es la realidad que vista desde fuera puede sonar a chulería o soberbia pero los números y 7 años de trabajo me dan la razón.”

“También es cierto, como bien dijo la gente cuando empezó la polémica sobre este tema, que muchos youtubers no ganan absolutamente nada haciendo una entrevista y que, en todo caso, es el medio (blog, periódico, etc) el que gana tráfico. Visto de esa forma es entendible querer una compensación económica.”

Si en este punto todavía no hemos conseguido mentalizarnos en que un youtuber es un medio, hay un ejemplo que hace que se entienda aún mejor: la boda de Dulceida.

Como ella misma dijo, en el vídeo de abajo, le ofrecieron comprarle la exclusiva de su boda en varios medios pero ella decidió dar esa exclusiva en su propio canal, pues es su medio. Sería como si un periódico le vendiera la exclusiva a otro periódico. No tiene sentido.

Cómo hemos llegado a esto: “entrevistas mal hechas, no conceder entrevistas, finalmente cobrarlas”

Al final, el rumor de “los youtubers ganan mucho dinero” ha hecho mucho daño a la profesión. Como un teléfono escacharrado se ha propagado de boca a boca de un youtuber aleatorio que hizo mucho dinero con una campaña y que, por tanto, es el pan de cada día de los youtubers. Lejos de la realidad, la situación es diferente para la gran mayoría. Sólo hay que fijarse en cómo suelen alternar con otras redes sociales para poder alcanzar unas ganancias decentes, como Twitch o Patreon.

Bolli, con un largo recorrido en youtube, y por otro lado como periodista, nos aporta otro punto de vista más terrenal a cómo sobrevive un youtuber:

Bolli

“El hecho de cobrar las entrevistas creo que viene dado por la situación económica de muchos youtubers. Los ingresos de la plataforma cada vez son menores, la burbuja del influencer hace tiempo que está al límite y las posibilidades de vivir de esto se reservan a unos pocos. Su justificación es propia de empresario, más que de comunicador; como yo voy a llevar a mi público a tu web y tú no me vas a traer público a mis canales, pues por lo menos dame dinero. Simple.”

Se crea una dualidad de problemas: por una parte la incomprensión del periodismo tradicional con los medios emergentes, y por otra la rentabilidad que pueden hacer los youtubers e influencers desde su propio medio, siendo tan nuevo:

“Desde mi punto de vista se ha generado una tensión entre youtubers y medios que ha desencadenado en: entrevistas mal hechas, no conceder entrevistas y finalmente cobrarlas. Me encantaría poder decir muchas cosas a favor del periodismo, pero la realidad es que no se han hecho, ni se están haciendo las cosas bien. Aún así, siempre defenderé que esta profesión es el altavoz del pueblo y que a veces no es cuestión de cantidad, sino de calidad y un buen profesional sabrá trasladar tus opiniones y reflexiones, incluso descubrirte cosas que no sabes verbalizar. Pervertir esta profesión con dinero no dista mucho del análisis infantil y apresurado que hacen muchos de los youtubers.”

En resumidas cuentas, podemos ver que el panorama de los medios está en constante cambio en los últimos años, y que a los medios tradicionales y los nuevos (aquí, los youtubers) aún les queda camino para entenderse, aunque cada vez menos. En cuanto a cobrar las entrevistas o no, Alex el capo lo puede resumir mejor que nosotros:

“Si un compañero/a de Youtube u otra plataforma cree que debe pedir dinero por su tiempo está en su pleno derecho de hacerlo, así como el medio en cuestión de negarse. Lo que está fuera de lugar es hacer esa negación pública a modo de mofa para todo el mundo”

Temas
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos