Compartir
Publicidad

Europa paraliza (temporalmente) los artículos 11 y 13 de la reforma de copyright: la tregua que YouTube y sus creadores necesitan

Europa paraliza (temporalmente) los artículos 11 y 13 de la reforma de copyright: la tregua que YouTube y sus creadores necesitan
0 Comentarios
Publicidad
Publicidad

A finales de noviembre nos llevábamos las manos a la cabeza ante la publicación de la reforma de copyright que alteraba internet tal y como lo conocemos hoy. Sin embargo, han bastado dos meses de crítica abierta por parte de las empresas y usuarios de internet, para que los gobiernos nacionales se pensasen dos veces las consecuencias de su voto a favor de esta reforma.

El #no de 11 países que retrasa la aprobación de la reforma

La clave de este giro de guion en pro de internet y sus creadores reside en el cambio de opinión de los gobiernos que forman el Consejo Europeo. Países como Alemania, Eslovenia, Finlandia, Bélgica o Países Bajos volvieron a expresar su rechazo al texto el pasado sábado 19 de enero y, para sorpresa de muchos, Italia, Portugal, Croacia, Polonia, Luxemburgo y Suecia se sumaron a esta negativa logrando retrasar todo el proceso legislativo.

La idea inicial pasaba por aprobar el pasado sábado la reforma presentada en noviembre y llevarla al Parlamento Europeo hoy lunes 21 de enero con el objetivo de iniciar los trámites aprobación. Sin embargo, el hecho de que seis países más se hayan unido al #no a la reforma tal cual está planteada ha provocado un cambio en la ruta a seguir.

Ahora, Rumanía (país al frente de la presidencia del Consejo) tiene la oportunidad de volver a presentar un nuevo texto sobre la reforma de copyright, un texto que si no sufre modificaciones es poco probable que resulte aprobado. Si, además, tenemos en cuenta que la agenda del Parlamento europeo se verá alterada debido a las elecciones del próximo 26 de mayo las probabilidades de que las negociaciones se retrasen a verano son bastante altas.

#savetheinternet: la campaña que busca salvar los nuevos modelos de comunicación y consumo

Desde que dos meses atrás se conociese la noticia y multitud de creadores y medios de comunicación explicasen a la sociedad las consecuencias de esta reforma, los grandes nombres que rigen el funcionamiento de internet se han puesto las pilas.

Así, YouTube se unía a la voz de sus creadores y usuarios para protestar y concienciar sobre la peligrosidad de estas modificaciones en la legislación europea. Jaime Altozano, VisualPolitk o Philip De Franco son solo tres nombres de los muchos que enumeraron los cambios que sufriría YouTube si esta legislación resultase aprobada.

Hashtags como #saveyourinternet buscan explicar visualmente cómo cambiaría YouTube si el art.13 entrase en vigor: prácticamente la totalidad de sus vídeos desaparecerían por una cuestión de copyright convirtiendo a la plataforma de vídeos en un hemeroteca para las grandes empresas que poseen los derechos de propiedad intelectual: majors y medios de comunicación.

Y, aunque los usuarios presentes en internet comprendían la gravedad de este asunto, sus retuits, comentarios y visualizaciones de este tipo de vídeos, han logrado hacer entender a un Consejo (que no parece muy presente en la red) la problemática que incluye cambiar este marco. Los artículos 11 y 13 no solo son un varapalo para la creatividad en internet, también son un frenazo en seco para la nueva economía que se está gestando y consolidando en torno a plataformas como YouTube o Twitch.

Poner límites de forma externa a la creación de contenido supone terminar con los nuevos códigos de comunicación y consumo de cultura de las nuevas generaciones "obligándoles" a consumir lo que las grandes empresas dicten y retrocediendo décadas en la democratización de oportunidades. En el marco actual, cualquiera con un móvil, ordenador y conexión wifi puede compartir su talento y forma de ver las cosas con el resto del mundo. Y frenar eso, por muy catastrofista que suene, es ir en contra del avance como sociedad.

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Inicio