Compartir
Publicidad

Así se convirtió Annette Carrion en la motera más querida de Instagram antes de fallecer en un accidente

Así se convirtió Annette Carrion en la motera más querida de Instagram antes de fallecer en un accidente
1 Comentarios
Publicidad
Publicidad

El pasado 31 de marzo fallecía en un accidente de tráfico la motera más querida de Instagram, Annette Carrion. Según medios americanos, una curva tomada en exceso de velocidad fue la causa del siniestro que terminó con la vida de la instagramer de 33 años.

Carretera peligrosa y exceso de velocidad

El accidente tuvo lugar en la autopista California 74, más conocida como "Autopista Ortega" y señalada como un tramo de concentración de accidentes en Estados Unidos.

Carrion circulaba a una velocidad de 120 km/h por una carretera que prohíbe superar los 72 km/h. Según han confirmado fuentes policiales, la instagramer perdió el control de su Triumph Street Triple R 2015 en una curva lo que la llevó a precipitarse por un barranco y morir en el acto.

Líder de opinión en varios canales

Aunque todos los medios se están refiriendo a ella como la "instagramer motera", Annete era mucho más que una cara asociada a una plataforma. Su objetivo era utilizar los distintos canales digitales para comunicar su estilo de vida y hacer ver a otras mujeres que los prejuicios en cuestiones de género son algo del siglo pasado.

Mientras en Instagram Carrion contaba más su día a día, Youtube lo utilizaba para comunicar mensajes más reposados o mostrar vídeos de mejor calidad. Por ejemplo, son varias las publicaciones dónde comparte con sus seguidores cuáles eran sus lugares favoritos para rodar.

Utilizó su pasión por las motos para inspirar a otras mujeres

En los últimos dos años, la fama de Annete en redes sociales le había permitido hacer del motociclismo su medio de vida. Su papel como influencer dentro de un ámbito tan masculinizado como es el de las motos, no solo consistía en actualizar sus redes sociales y subir en seguidores.

Carrion quería cambiar las cosas y para ello fundó el primer club de moteras de Instagram, Redline Ravens. El objetivo de este proyecto no era otro que animar a otras aficionadas al motociclismo a practicarlo dejando los prejuicios patriarcales de lado.

Y poco a poco lo fue consiguiendo. En algo más de 12 meses, el instagram de Redline Ravens ya sumaba una tercera parte de los seguidores de la propia Annette. Followers al margen, lo que hacía especial este proyecto era su compromiso con la comunidad femenina que se implicaba en él. De esta forma, el perfil actuaba como escaparate para todas aquellas mujeres que aportaban su granito de arena al club.

Temas
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos